Sarkozy dio ‘pleno apoyo’ a Chávez en gestión por FARC



El nuevo rol de Chávez como mediador entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y Bogotá para lograr un canje humanitario entre rehenes y guerrilleros presos está precedido por una renovada esperanza en una solución por los familiares de los secuestrados, apuntaladas por una serie de señales recientes. Una de ellas es el contacto telefónico que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, tuvo en las últimas horas con ambos mandatarios sudamericanos.

Sarkozy, quien ya logró que Uribe excarcelara al «canciller» de las FARC, Rodrigo Granda, en busca de un gesto del grupo guerrillero en favor de los rehenes, dialogó en la noche del miércoles con Chávez. En París, se informó que el mandatario francés le expresó a su par venezolano su «pleno apoyo» en su gestión.

Francia está muy interesada en que se llegue a un acuerdo. Entre los 45 rehenes que las FARC pretenden cambiar por 500 rebeldes presos se encuentra la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, que también tiene la nacionalidad francesa.

Ayer en la mañana, Sarkozy se contactó con Uribe. Según fuentes de la sede gubernamental en Colombia, el mandatario francés se declaró «a la expectativa» de lo que pudiera ocurrir en el encuentro de hoy.

POSTURAS. El mayor reto de Chávez es cómo mediar entre dos posturas que no parecen tener intenciones de ceder. Las FARC pretenden que el canje humanitario se realice en una zona desmilitarizada del suroeste. Además, exigen que los 500 guerrilleros que sean liberados vuelvan a formar parte de sus filas.

Las FARC son la guerrilla más antigua y poderosa de Colombia, con unos 17 mil integrantes armados. Uribe rechaza de plano ambas exigencias.

Según trascendió en la prensa, Chávez -que la semana pasada llamó públicamente al líder de las FARC, Manuel «Tirofijo» Marulanda, a pronunciarse- ya habría recibido una propuesta de la guerrilla, la cual no fue divulgada, pero que sería discutida en el encuentro de hoy con Uribe.

Las FARC ya han expresado en otras oportunidades su respeto y afinidad ideológica con Chávez. Por su parte, el presidente colombiano tiene una buena relación con su colega. Todo esto, señalado reiteradamente por analistas y familiares de los rehenes, alimenta aún más las esperanzas.

SEÑALES. El encuentro de hoy estuvo precedido por otros hechos significativos. Chávez anunció ayer el indulto a 41 paramilitares colombianos presos en su país por presuntamente promover un ataque a la sede de gobierno venezolana hace tres años.

Mientras tanto, en Cartagena, Uribe anunció que las FARC entregarán mañana los cadáveres de once legisladores regionales, que ellos mantenían secuestrados, que murieron en junio en un confuso episodio aún no aclarado. Este tema no involucra a Chávez, pero se inscribe en la expectativa por un entendimiento.