Se agrava conflicto en banca estatal; el diálogo está roto

Las autoridades interpretan que hay dos razones de peso para una postura dura de AEBU: la intención de recuperar la pérdida de los bancarios por el IRPF y la cercanía de elecciones en los gremios de cada banco público, que se realizan en la última semana de noviembre.El propio sindicato planteó al inicio de las negociaciones que los bancos debían hacerse cargo de la pérdida por la reforma impositiva, lo cual fue rechazado por el gobierno. Ahora está sobre la mesa que los bancos se hagan cargo de los descuentos por el futuro aporte por la reforma de la salud.El representante del Ministerio de Economía en las negociaciones con AEBU, Daniel Mesa, dijo a El País que no entiende la posición del sindicato de negociar con medidas de lucha. Y aclaró que «en medio del combate» es imposible discutir el convenio colectivo, la negociación del futuro impacto por la reforma de la salud y además el ajuste salarial de enero (ver nota en esta página).Hoy AEBU cerrará las cajas de todas las agencias y sucursales públicas del país a las 15 horas con paro desde las 17. Según la información sindical, no abrirán los locales Minibrou de Sayago, Portones y Maldonado y abrirán sólo en la mañana los locales de Montevideo Shopping y Punta Carretas.Además, se anuncian medidas sorpresivas que pueden afectar el sistema de pagos internacionales del Banco República y Banco Central.medidas. En las últimas semana AEBU ha realizado paros con cierres anticipados de las cajas de los bancos y enlentecimiento en la información financiera del sistema, lo que provoca, en los hechos, un enlentecimiento en la circulación del dinero. En el gobierno se estima que esta situación de conflicto afecta la confianza en el sistema bancario.Ayer se habían superado los atrasos, aunque llegaron a haber demoras en la acreditación de cheques del interior (clearing) hasta de una semana. También se estimaba que estaba cubierto el suministro de dinero en el 98% de los cajeros del BROU.La circulación de la información financiera ha tenido atrasos promedio de 48 horas y se teme que si AEBU profundiza las medidas este atraso aumente a 72 horas. «Los bancos se manejan un poco a ciegas», señaló una fuente del sector privado. Los bancos privados solicitaron al Banco Central que se flexibilicen las exigencias en materia de cumplimiento de los cómputos de encajes de las instituciones en la autoridad monetaria. Para anoche estaban previstas nuevas medidas en el clearing.TIRE Y AFLOJE. En la última reunión de negociación, AEBU presentó una propuesta y el gobierno respondió por escrito que «es posible renovar, sin más trámite» el convenio colectivo, agregando luego por acta posibles modificaciones.»De ahí para adelante no sabemos más nada de AEBU, salvo que han tomado medidas», dijo Mesa. De acuerdo a la propuesta oficial, a la que accedió El País, el gobierno propuso instalar tres mesas de negociación: una sobre el contenido del convenio, otra sobre el posible impacto de la reforma de la salud y una tercera por el ajuste salarial de enero, con un método de corrección «por inflación». El Ejecutivo considera que los bancarios ya recuperaron lo perdido entre 2000 y 2004.El gobierno planteó la reanudación de las negociaciones esta semana, pero sobre la base de que durante las conversaciones deben suspenderse las medidas de lucha.En otro planteo por escrito, el gobierno expresó su molestia a AEBU porque las tres veces que presentó propuestas, el gremio «respondió con conflicto primero y solicitud de reunión después». Y aclara que la falta de una respuesta sindical constituye «un rechazo».»Este gobierno no va a aceptar dar beneficios a los trabajadores estatales que tienen las remuneraciones más altas», dijo una fuente oficial. Es por eso que el Ejecutivo rechazó amortiguar la pérdida por el IRPF y en principio existiría visión negativa a hacerse cargo de todo el impacto por la reforma de la salud. Hoy un joven recién ingresado gana $ 14.000 nominales y un gerente unos $ 50.000.FUTURO. En el Ejecutivo se espera un cambio de posición de AEBU. Además de los reclamos por el IRPF, el gobierno percibe que en el meollo del conflicto gravita la próxima elección en los sindicatos de los bancos y la necesidad de logros y posicionamientos de los dirigentes.El sindicalista Darío Mendiondo, del Espacio 17 rechazó esa visión: «Es una opinión errada y parcial. ¿Hace cuánto que esperamos un planteo serio del gobierno? Hasta ahora ha habido visiones contradictorias entre los diferentes representantes oficiales».Pero desde el propio sindicato, otro dirigente admitió que atrás del conflicto «hay una lectura de cómo se paran las agrupaciones» ante las elecciones. Frente a una instancia electoral, las corrientes sindicales suelen mover sus fichas. Antes de las elecciones de abril hubo un extenso conflicto en la cooperativa policial con una ocupación de varias semanas