Se cierra la posibilidad de un ajuste salarial para públicos

LA REUNIÓN entre los dirigentes sindicales y autoridades de gobierno tuvo lugar en la sede del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (Mtss) y pese a que estaba fijada en principio para las 15 horas (ver recua dro), comenzó una hora más tarde Sobre las 14.55 irrumpieron los re presentantes sindicales, con Juan Cas tillo, Fernando Pereyra y Luis Puig a la cabeza, junto a Luigi Bazzano y Carlos Sánchez (Cofe) y Gustavo Signorelli (Asociación de Funcionarios Judiciales del Uruguay).
Tras una charla informal con los periodistas que allí aguardaban, subieron al despacho del 4 piso. Rato después llegó retrasado, ya que estaba negociando el tema de Dancotex, el dirigente del PIT-CNT Juan José Ramos.

LARGA REUNIÓN

Después de casi dos horas y media de reunión, la primera en retirarse del Mtss fue la delegación sindical, oficiando como portavoz el coordinador de la central, Fernando Pereyra, quien también representó a los sindicatos de la enseñanza en conflicto.
Lo que se acordó, tras finalizar el encuentro, es que «el ámbito de negociación colectiva para los funcionarios públicos es el Consejo Superior de Salarios, cosa que nos ratifica una lógica del movimiento sindical que ha sido permanente, que es respetar esos ámbitos, siempre y cuando dentro de ellos se discuta todo lo que tiene que ver con los salarios, las condiciones de empleo, la reestructura y la ley de negociación colectiva de los funcionarios públicos, y de los avances que allí surjan». En ese mismo sentido, apuntó el ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi, quien subrayó que es en el Consejo donde se va a discutir la negociación colectiva con los trabajadores públicos, en lo que hubo total coincidencia».
Fuentes oficiales no descartaron que en caso que se dispare la inflación en los próximos meses se aplicaría una «cláusula gatillo» a cuenta del ajuste del 10 por ciento previsto para enero.

RENDICIÓN

«Como entendimos que es importante convocarlo cuanto antes -se fijó para este viernes-, ya que también discutiremos la futura Rendición de Cuentas, también hablaremos sobre la reforma del Estado, donde sabemos que es una discusión que no tendrá resultados inmediatos, ya que abarca todo el período de gobierno y hasta puede trascenderlo, pero fue importante haberlo definido».
También va a estar sobre la mesa el tema del ajuste con retroactividad al 1o de julio, punto sobre el cual ayer «no hubo acuerdo», según también coincidieron tanto Pereyra como el secretario de Estado. «Hoy no lo discutimos, lo haremos el próximo viernes (…) ya que se deberá analizar el tema de la inflación y el índice de Precios al Consumo (IPC)», puntualizó Bonomi.

«COMPROMISO DE ASTORI»

Como va dicho, Pereyra remarcó que Astori se «comprometió» ante la delegación sindical a informarles el próximo viernes sobre los «alcances de la Rendición de Cuentas e iniciar una discusión del tema, en enero del año que viene, y sin violentar al Parlamento, sobre la Rendición subsiguiente». Se acordó, según adelantó Pereyra, que no es improbable pensar que este mes o el próximo, en caso de «dispararse» la inflación más allá de lo previsto pueda registrarse un aumento de las retribuciones de los funcionarios. No obstante, según trascendió de fuentes gubernamentales, las previsiones hacen suponer que la inflación se mantendrá dentro de los niveles esperados. Por lo tanto las posibilidades de un ajuste para los funcionarios se vuelven remotas en este panorama.