Se derrumbó Shangai y arrastró a bolsas europeas

En lo que bien puede ser el prólogo a otro día negro para las bolsas del mundo, el mercado de acciones chino registró ayer una fuerte caída de 4,5%, deprimido por el temor de que el gobierno decida incrementar las tasas de interés para evitar un recalentamiento de la economía, después de que se conociera que, durante el primer trimestre del año, el ritmo de crecimiento, del 11,1%, estuvo por encima de lo previsto.
El derrape de Shangai se hizo sentir en el resto de las bolsas asiáticas: el índice Nikkei de la bolsa de Tokio retrocedió 1,7% (a 17.372 puntos) y el índice MSCI de acciones asiáticas perdió 1,8%. También los mercados europeos tuvieron,
en sus sesiones importantes caídas, retrocediendo por tercera jornada consecutiva.
La Bolsa de Londres cerró a la baja y el índice principal FTSE-100 cedió 8,8 puntos (un 0,14%) y se situó en 6.440,6 puntos, lastrada por las pérdidas que registraron las empresas mineras. La Bolsa de Zurich retrocedió 21,74 puntos, lo que supone un descenso del 0,23% respecto a la última jornada bursátil. También la Bolsa de París cerró a la baja, con una pérdida del 0,12% en su principal índice CAC 40, que se situó en 5.829,04 puntos. En tanto, la Bolsa de Madrid cedió 0,33%, pero logró mantener el nivel de los 14.800 puntos después de vivir su tercera sesión consecutiva en rojo, tras el máximo alcanzado el lunes, afectada, al igual que el resto de los mercados europeos, por el retroceso del mercado
chino. Mientras tanto, Milán cerró su sesión con un descenso del 0,72%, que situó el índice S&P/Mib en 42.974 puntos. El índice DAX 30 de la bolsa de Francfort cerró con una bajada de 39,61 puntos, un 0,54% menos.

TEMOR A CHINA
El temor a que la economía china esté experimentando un sobrecalentamiento que lleve a las autoridades de dicho país a subir los tipos de interés, afectó también a los mercados de Wall Street.
«Una de las cosas que explica estas bruscas variaciones en los índices bursátiles es que en los últimos meses hemos visto entrar mucha plata a los mercados chinos, y estos capitales especulativos son especialmente sensibles», aseguró Russ Koesterich, analista de Barclays.
«Es una situación un poco similar a la de Febrero, con los mercados aprovechando las subas récord para después prestar atención a lo que pasa en China y tomarse de alguna noticia negativa para tomar ganancias», aseguró Kim Yungmin, administrador de fondos en SH Asset Management.
La caída de las acciones asiáticas tuvo su correlato en la suba del yen, en la medida que el dinero de las ventas fue a refugiarse en la divisa japonesa.
El PBI actualizado de China creció un 11% en el primer trimestre, por encima de la previsión, 10,3%.
Luego de conocidos los datos de Inflación y PBI, se produjo el derrumbre generalizado.
Por otra parte, el alza de precios al consumidor de marzo ha registrado una suba de 3,3% respecto al mismo período del año pasado, cuando la estimación era de 2,8%.