Se dobló la previsión y en 2007 se crearon 75.000 nuevos empleos

La tasa de desempleo bajó a 8,1% en el último trimestre de 2007 gracias a la caída hasta 7,7% que se registró en diciembre, el nivel más bajo de la serie que lleva el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) desde 2006. El dato trimestral representa, además, una caída de 1,5 puntos porcentuales respecto de igual período de 2006, según los datos publicados del INE.

En la estimación para todo el país la tasa de desempleo promedio de 2007 se ubicó en 9,1%, lo que indica que 23.354 personas menos estuvieron desempleadas respecto a 2006. Los datos revelan que en promedio la cifra de desocupados en 2007 alcanzó las 148.000 personas en todo el país.

El desempleo promedio es un punto superior en el Interior que en Montevideo (8,6%) y se ve incidido por el peso que tienen las localidades de 5.000 o más habitantes cuyo índice (10,6%) supera ampliamente al que de las localidades pequeñas y zonas rurales (6,2%).

El jefe de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, destacó a El País que la cifra de 7,7% de desempleo en diciembre «es el nivel mínimo desde que se llevan registros nacionales» y el 7,4% de desempleo en Montevideo «es la tasa la mínima de la historia, desde 1983 que son las cifras disponibles con el correlato de que los niveles de empleo tocan cifras máximas inéditas».

El crecimiento de la oferta de empleo permitió bajar en 23.354 los desocupados y absorber el aumento de la población dispuesta a trabajar, que fue de más de 50.000 personas.

Lorenzo señaló que durante 2007 «se crearon prácticamente 75.000 puestos de trabajo, esto es más del doble de lo que eran nuestras proyecciones».

«Esto es el resultado de una capacidad del crecimiento económico de generar puestos de trabajo genuinos muy importante. No sólo crecimos más de lo que esperábamos, sino que la capacidad de crear empleo que tuvo ese crecimiento adicional fue mayor al que nosotros estimábamos inicialmente», agregó el funcionario.

En la Cámara de Industrias se dijo que la meta de creación de 35.000 puestos de trabajo previstas por el gobierno para 2007 fue «bastante conservador» en la medida que el crecimiento de la economía era más que suficiente para generar más que esa cantidad.

La tasa de empleo al cierre del último trimestre de 2007 se ubicó en 57,7% para todo el país y el promedio anual fue de 56,8%, 2,6 puntos porcentuales superior a la de 2006. Si bien el crecimiento se dio tanto en la capital como en el Interior, Montevideo concentró la mayor creación de empleos.

La tasa de actividad no tuvo diferencias significativas respecto al trimestre anterior aunque sí se evidenció un significativo incremento en la oferta de empleo respecto a 2006.

En el último trimestre de 2007 la tasa de actividad se ubicó en 62,8%, poco más de un punto por encima de cómo estaba en 2006 (61,2%) en todo el país.

El mayor crecimiento se dio en el Interior (de 60,4% a 62% entre un año y otro). La tasa de actividad promedio de 2007 fue de 62,5% lo que representó un incremento de 1,7 puntos porcentuales respecto a 2006 con una mayor incidencia en la capital del país.

Lorenzo expresó que «si la economía sigue creciendo a tasas superiores a las históricas (como hasta ahora), la tasa de desempleo puede seguir reduciéndose. Obviamente absorber los contingentes de desempleados que tenemos, va a necesitar de un crecimiento mucho más fuerte».

ESTRUCTURAL. Si bien el gobierno considera que el desempleo todavía puede reducirse, creen que esto debe estar atado a políticas activas a nivel laboral que acompañen el crecimiento económico.

Lorenzo señaló que «es un escenario que no está caracterizado por desequilibrios macroeconómicos relevantes, por lo tanto las características de sustentabilidad de estas cifras son bastante promisorias». «Creo que si la economía sigue creciendo como lo ha hecho las cifras de desempleo pueden continuar reduciéndose».

El ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi, dijo ayer a El País que la caída del desempleo en el trimestre octubre diciembre «ahora nos ubica en un nivel que va a ser difícil bajarlo, pero la tendencia va a seguir siendo descendente en los trimestres móviles».

Para Bonomi, la cifra de 7,7% de desempleo en diciembre «nos acerca más a un desempleo estructural que va a ser más difícil de bajar por un tema de capacitación de los desocupados». Afirmó que para mejorar la capacitación es importante la suma de esfuerzos del gobierno, los empresarios y los trabajadores.

El vicepresidente segundo de la Cámara de Comercio, Marcelo Lombardi, dijo a El País que el aumento de la actividad del sector acompañará la tendencia del PIB y que el empleo seguirá creciendo en forma «importante». El año pasado el sector se vio favorecido por la baja en la tasa de aporte patronal que en 2008 no pesará.