Se espera compromiso para apoyar a Grecia.

«Hay que apoyar a Grecia», y Europa y en particular los países de la Eurozona, «lo van a hacer», declaró ayer en Bruselas el jefe del gobierno español y presidente de turno de la UE, José Luis Rodríguez Zapatero, asegurando que España, pese a que también se enfrenta a un déficit vertiginoso, también está dispuesta a acudir en ayuda de los griegos.

No obstante, Zapatero no especificó a qué tipo de apoyo se refería.

Las declaraciones impulsaron alzas en los merados europeos, pero Wall Street cerró a la baja sumida en la cautela de los inversionistas.

Los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea (UE) se reunirán hoy en una cumbre informal en la que se espera que, como mínimo, expresen su voluntad de ayudar a Grecia y dejen para más adelante el anuncio de las medidas precisas, según fuentes diplomáticas europeas.

La crisis que atraviesan las finanzas públicas griegas han disparado la desconfianza en los mercados hacia la Eurozona, integrada por 16 países, incluido Grecia.

Poco antes de las declaraciones de Zapatero, una fuente diplomática adelantó que varios países europeos estaban dispuestos a «ayudar a Grecia» a enfrentar sus problemas presupuestarios en la cumbre informal de hoy.

«Habrá una declaración de países confirmando que van a ayudar a Grecia», declaró la fuente, tras una reunión de urgencia por videoconferencia de los ministros de Finanzas de la Eurozona, sin aclarar tampoco cómo se va a concretar ese respaldo.

«Hubo un intercambio de puntos de vista pero no se tomó ninguna decisión sobre un paquete de ayuda (…) algo que tampoco era el objetivo en esta fase», explicó una fuente diplomática europea referente a la cita de los ministros.

Según otra fuente diplomática, una eventual ayuda financiera a Grecia sólo podría «provenir de países de la Eurozona» y de manera «bilateral», porque ningún mecanismo general de apoyo financiero a un país que utiliza el euro está previsto en los tratados.

En las últimas horas se han multiplicado las señales que apuntan a que los 27 se preparan para actuar. Y es que un compromiso fuerte de Europa con Grecia tranquilizaría a los mercados, cuyos temores hicieron retroceder fuertemente al euro en los últimos días.

En este marco los funcionarios públicos griegos salieron a protestar ayer contra el programa de ajuste fiscal anunciado por el gobierno.

El comisario europeo de Asuntos Económicos saliente, Joaquín Almunia, llamó el martes a los líderes del bloque a prometer en la cumbre de hoy a las autoridades griegas su «apoyo» a cambio de un «compromiso claro de asumir las responsabilidades» para corregir su déficit público.

Mercados. Las bolsas europeas subieron ayer esperanzados porque se acuerde un plan de rescate para Grecia y su pesada deuda soberana. En tanto Wall Street bajó por la cautela de los inversionistas.

El índice FTSE 100 de las empresas británicas más capitalizadas avanzó 0,4% para cerrar en 5.131,99 puntos, mientras el índice alemán DAX subió 0,7% a 5.536,37. El índice CAC-40 de la Bolsa de París ganó 0,6% a 3.635,61. Madrid, uno de los parqués más golpeados, ganó 179,60 puntos (+1,75%) y alcanzó los 10.455 puntos.

En Wall Street, el Dow Jones perdió 0,20% y el Nasdaq 0,18%, según cifras definitivas.

El índice ampliado Standard and Poor`s 500 retrocedió por su parte 0,22% (2,39 puntos) a 1.068,13 unidades.

La bolsa de Nueva York vivió una jornada dubitativa por el flujo «de informaciones contradictorias en cuanto a la posibilidad de que las autoridades europeas anuncien un plan para ayudar a Grecia con sus problemas de déficit», dijeron analistas de Charles Schwab.