Se estrecharon vínculos económicos y científicos

El presidente Tabaré Vázquez, que anoche viajó a París, buscó ayer en su último día de visita oficial a Israel estrechar las relaciones comerciales y científicas entre ambos países. Incluso, tras recorrer el Instituto Weitzman –donde en los años 1980 completó su formación como oncólogo– propuso que ese prestigioso centro de investigación instale una sede en Montevideo. Desde allí anunció que convocará a los líderes políticos de la oposición para entregarles información sobre las potencialidades de la energía atómica. Vázquez tuvo oportunidad de visitar una planta nuclear en Rejovot.
Mientras el presidente recorría esa ciudad e incluso estuvo en un hospital pediátrico, el ministro de Economía, Danilo Astori, dio una charla en Tel Aviv ante empresarios locales donde explicó las ventajas que ofrece Uruguay como país receptor de inversiones. A esa reunión Astori concurrió acompañado de otros ministros que integran la delegación, así como empresarios y dirigentes sindicales de Uruguay.

Uno de los objetivos del viaje a Israel es intensificar el volumen de negocios. Actualmente la balanza comercial es favorable a Uruguay que exporta unos US$ 70 millones básicamente en productos cárnicos. Vázquez dijo a la cadena de noticias CNN que el Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado con Israel es “una gran ventaja para Uruguay ya que permite abrir un nuevo mercado”. En esa entrevista el mandatario señaló que el gobierno busca adaptar la administración que recibió para hacerla “más moderna, ágil y funcional a un país de producción y de trabajo”. También dijo que pretende disminuir la burocracia y atacar los principales puntos de corrupción.

De apuro. El presidente Vázquez dijo a El Observador que le fue fijado un encuentro en París por lo que dejó Israel antes de lo pensado “De allí vuelo al Congreso de Oncología en Ginebra, Suiza”, comentó, mientras el resto de la delegación permaneció en Israel para luego continuar la gira que, además de Suiza, incluye a Corea.

Las entrevistas con su colega Shimón Peres, el primer ministro, Ehud Olmert y la canciller Tsipi Livni, significó la firma de acuerdos para crear un fondo de inversiones.

Previo a su partida, Vázquez comentó a El Observador que la visita fue “extremadamente positiva” y significó “un paso muy grande en el avance de las relaciones entre Uruguay e Israel”.

En el Instituto científico Weitzman, donde Vázquez estuvo becado seis meses en 1982, fue recibido por el presidente de ese centro, el profesor Daniel Zajfman y destacados catedráticos en distintas disciplinas. “Aquí buscamos respuestas a las preguntas acerca de cómo funciona la naturaleza”, declaró el anfitrión.

Otro punto emotivo en Rejovot fue cuando el mandatario fue a saludar a la familia del fallecido Profesor Natan Trainin, destacado investigador del cáncer, que fue su “profesor y familia”. Vázquez se fundió en un efusivo abrazo con Chela, la viuda de Trainin, y aseguró que “él era un verdadero demócrata, un ser humano excepcional, que me apoyó mucho en momentos en los que nuestro país pasaba tiempos sumamente difíciles” con la dictadura que gobernaba al país.