Se frenó el alza de los precios en septiembre; comida y ropa suben

Con el aumento del mes pasado el indicador acumuló una suba de 8,67% y en los últimos doce meses de 8,9%, inferior al registro del año móvil cerrado en agosto de 9,03%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De cualquier manera, el registro mensual duplicó el guarismo que habían proyectado -de 0,2% en mediana- los economistas que responden a la encuesta de expectativas del Banco Central.

El gobierno intenta evitar que en 2007 la inflación anual llegue a dos dígitos, lo que dispararía aumentos semestrales -ahora son anuales- de los salarios públicos y las pasividades. Para que el año cierre con un registro inferior a 10% en el último trimestre, el IPC no puede subir más de 1,22%.

A todo esto, el índice de precios para los hogares de menores ingresos casi no tuvo variación en septiembre, creciendo apenas 0,09% y llegando a un alza de 8,42% en lo que va del año. En doce meses el alza llega a 8,88%. Alimentos y bebidas tuvieron la mayor suba con un alza de 1,56% (llega a 13,67% en el año) seguido por enseñanza con 0,4%. Las rebajas de tarifas tuvieron su efecto en la reducción de precios en transporte y comunicaciones (-1,31%) y vivienda (0,29%). Los servicios de salud bajaron 1,65%.

tendencia. «Quebrar la tendencia tiene un efecto simbólico muy importante porque está mostrando que las medidas tienen resultados», celebró ayer el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Enrique Rubio, refiriéndose a que es la primera vez desde junio pasado que el dato de IPC es menor al de igual mes del año anterior.

Para Rubio el resultado de septiembre «es muy bueno como experiencia, en el sentido que se adoptan medidas y se obtienen resultados, no es que se dice que vamos a hacer tal cosa y las cosas pasan por otro lado. Se obtienen resultados sabiendo que siempre hay que estar vigilantes con este tema».

Poco antes de conocerse el dato, el subsecretario de Economía, Mario Bergara, reiteró que la economía uruguaya no atraviesa un proceso inflacionario. «No tenemos en general, un rebrote inflacionario en el sentido macroeconómico que cuestione fundamentos de funcionamiento económico», dijo el funcionario.

Consultado sobre si las medidas adoptadas el 10 de septiembre (baja de tarifas y mutualistas) impactarían en el resultado del mes pasado, Bergara explicó que «no es previsible que el impacto de esas medidas se visualice de manera absolutamente inmediata», sino que «va a verse reflejado en los guarismos de inflación de los próximos dos meses».

Medidas. No obstante, economistas de las principales consultoras consideran que la inflación subyacente -que excluye elementos como frutas y verduras o precios administrados como tarifas- sigue siendo alta, por lo que recomiendan que el equipo económico deberá reforzar la política contractiva, subiendo fuerte la tasa de interés y dejando caer el dólar.

Pablo Rosselli, de Tea Deloitte, dijo que la inflación subyacente -excluyendo precios administrados (tarifas, boleto, leche al consumo) y frutas y verduras- fue de 1,1% el mes pasado y llega a 8,9% en los 12 meses cerrados a septiembre. Fue «elevada» al igual que agosto y muestra que las presiones inflacionarias persisten por lo que el Banco Central debería elevar más las tasas, dijo.

Gabriel Oddone, del Centro de Investigaciones Económicas, dijo que se podría llegar a fin de año con un alza de IPC de 8,5% si el dólar se ubica en $ 22,8, no aumentan los combustibles, siguen incidiendo las medidas del gobierno y no hay choques adicionales en los precios de los alimentos. Consideró que la inflación subyacente sigue siendo alta y que cerrará el año por encima de 7%. Para Oddone la política oficial de considerar que existen shocks transitorios podría ser puesta en duda ya que alguno de ellos podría ser más permanente y eso obligaría a una contracción monetaria mayor y dejar caer mucho más el dólar. Para el analista existen «señales que no son claras» como la volatilidad del tipo de cambio generada por las intervenciones y que meten «ruido» en el mercado.