Se incrementa ofensiva israelí y manda reservistas al frente

EL BRIGADIER general Avi Benayahu dijo ayer a reporteros que las unidades de reserva ya están en la franja de Gaza. Rechazó decir si la próxima fase de la ofensiva ha empezado oficialmente.
Israel lanzó su ofensiva contra la organización Hamas, que gobierna Gaza, el 27 de diciembre, en un intento por detener los años de ataques con cohetes desde Gaza hacia los poblados israelíes. La ofensiva comenzó con bombardeos aéreos y se reforzó el 3 de enero con una invasión terrestre.
Con la fase terrestre, Israel tomó rápidamente las áreas que rodean a varias ciudades de la franja.
Las autoridades israelíes ha dicho que la próxima etapa de la ofensiva involucrará la toma de más áreas todavía. Eso requerirá el uso de miles de soldados reservistas que estaban a la espera en la frontera común, agregaron.
Israel advirtió el sábado a los 1,4 millones de residentes de Gaza que planeaba realizar una escalada militar que ya ha matado a casi 1.000 palestinos. Entretanto, unos 20 palestinos murieron ayer durante combates entre soldados de Israel y grupos armados en el barrio de Jeque Ajlin, un suburbio de Ciudad Gaza, una de las mis cruentas batallas hasta ahora, dijeron fuentes médicas palestinas. No precisaron cuántas de las bajas podrían ser civiles. No hubo reportes de bajas israelíes.
Los combates en Jeque Ajlin se iniciaron cuando la infantería y tanques israelíes avanzaron hacia la densamente poblada Ciudad Gaza, dijeron testigos palestinos. Hamas y el más pequeño grupo armadojihad Islámica dijeron que emboscaron a los israelíes. Se habría tratado de una de las batallas más fuertes desde que Israel envió a sus unidades terrestres a Gaza el 3 de enero.
Jamis Alawi, de 44 años, quien se refugió con su esposa y seis hijos en la cocina durante la noche dijo que las balas perforaron sus muros y varias más penetraron sus ventanas.
Fuentes de salud de la franja afirma el 27 de diciembre, han muerto casi 1.000 palestinos, de los cuales al menos la mitad son civiles. Un total de 13 israelíes han muerto, tres de ellos civiles.
Durante un encuentro de gabinete ayer, el primer ministro de Israel Ehud Olmert expresó que el Ejército ha realizado grandes sacrificios durante la campaña en Gaza, en la que han muerto hasta ahora 10 soldados. Indicó que detenerla ahora significaría un desperdicio, cuando su éxito se encuentra cerca. Al referirse a una resolución de las Naciones Unidas que pide un cese del fuego inmediato, Olmert dijo que nadie, sino Israel, puede decidir sobre la mejor forma de proteger a sus ciudadanos.