Se levantó el veto a la ley de la Caja Bancaria

En una votación cruzada, 24 senadores y 67 diputados acompañaron el levantamiento del veto a este proyecto. Quienes estuvieron a favor de levantar la observación fueron: los representantes del Partido Nacional, del Partido Independiente, del Encuentro Progresista (con la excepción del diputado Doreen Ibarra y la senadora Marina Arismendi), algunos legisladores del Foro Batllista y de la lista 15 (que en general votó en contra) el senador Alejandro Atchugarry.

El ex ministro de Economía explicó en la sesión la razón por la que la Caja de Jubilaciones y Pensiones Bancarias está en esta situación complicada desde el punto de vista económico.

«La caja bancaria afronta una dificultad operativa de 25 o 26 millones de dólares al año, que está pagando con reservas, con el doble efecto negativo de que ese déficit operativo (en su mitad), es atendido con la rentabilidad de las reservas, o sea que perder reservas aumenta el déficit operativo», sostuvo.

El proyecto vetado por el Poder Ejecutivo establece que se le aplique una especie de impuestos a los sueldos para las jubilaciones actuales y futuras y que se extendía el aporte patronal extraordinario que están haciendo los bancos (de un 4,5% de los salarios), hasta marzo de 2007.

El diputado Doreen Ibarra y la senadora Arismendi, ambos del Encuentro Progresista se opusieron a que se levantara el veto. El primero explicó que su negativa responde a la intención de ser coherente con lo que dijo a los jubilados bancarios.

«A pesar de que se asumió compromisos por el Poder Ejecutivo en las cartas de intención con el Fondo Monetario Internacional para solucionar ese tema, no fue de esa manera, por lo tanto hay una gran responsabilidad. Además, no creemos que sea conveniente aplicar un impuesto transitorio a los jubilados y a los pensionistas de la Caja en momentos en que el gobierno dispuso el levantamiento del IRP», explicó.

Por parte de AEBU se pretendía que se extendiera la situación actual hasta 2007 para dar el tiempo necesario al nuevo gobierno de ocuparse en encontrar una solución a la Caja.

Fuentes del Gobierno aseguraron que no se volverá a vetar este proyecto.

El presidente de AEBU dijo En Perspectiva que si no se aprobaba el levantamiento del veto, la Caja Bancaria quebraba en dos años. (Lea la entrevista completa).