Se mantiene IRPF a pasivos tras el fallo favorable de la Corte.

El gobierno festejó como un triunfo los nuevos fallos de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) a favor de la constitucionalidad del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a los pasivos y en las próximas semanas decidirá los pasos a seguir.
Mientras la oposición insiste en que el gobierno debe derogar el impuesto a los jubilados (ver nota aparte), en el oficialismo prima la idea de mantener inalterable la norma, al tiempo que se busca una alternativa legal para volver a cobrarle algún tipo de impuesto a los cerca de 1.500 jubilados que se beneficiaron con los anteriores fallos de inconstitucionalidad.

En el Frente Amplio (FA) esto lo dan como un hecho y no parece haber dos opiniones. Distinto es el panorama en el Ejecutivo. Hay quien ya se pronunció por mantener el IRPF a los pasivos y adecuar la situación de los exonerados a la de la mayoría que aporta, cobrando a los primeros algún tributo, sobre todo a las jubilaciones más altas. En estos términos habló ayer con El Observador el ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi.

“Yo creo que no hay que derogar nada. Hay que adecuar la situación de los 1.500 beneficiados a la de los cientos de miles restantes y equiparar a estos con la mayoría, no a la inversa”, expresó.

El ministro de Economía, Danilo Astori, prefirió la cautela y anunció que el gobierno esperará “un par de semanas más” antes de adoptar una decisión.

Astori aseguró a El Observador que aún no hay una definición y que se esperarán más fallos. Lo que sí advirtió es que la nueva jurisprudencia “agrega más elementos de juicio que servirán para proponer el mejor camino para todos”.

También destacó que con los nuevos fallos quedó claro que hay que respetar la separación de todos los poderes. “Hay que respetar la independencia del Poder Judicial, pero también la del Ejecutivo y el Legislativo”, sentenció, lo que se desprende de los fallos que emitió la Corte esta semana (ver columna con El fallo de Larrieux).

Pero en el Ejecutivo hay otra opinión. Un ministro, que pidió reserva, dijo a El Observador que propondrá la idea de derogar el IRPF a las pasividades para sustituirlo por otro que grave a los jubilados pero por franjas, con más carga a los que ganan más. Ahora que la Corte le dio la razón al gobierno, sería un “golazo” derogar, comentó.

En el Frente. El presidente del FA, Jorge Brovetto, destacó que por fin “se hace justicia”. “No soy jurista pero creo que un análisis con sentido común muestra a las claras que el IRPF es constitucional”, aseguró a El Observador.

Destacó que ahora todos los fallos serán iguales y que por ello no hay que derogar nada. “No creo que por una minoría haya que derogar el impuesto. Lo que hay que hacer es estudiar cómo se va a hacer para que sea equitativo. No puede ser que unos no paguen cuando realmente les corresponde pagar; y esos tienen, algunos, una muy buena posición económica como para ser solidarios con el pueblo. Habrá que buscar la forma de cobrarles algo”, sentenció.

En la misma línea se pronunció el senador José Mujica. “Debe haber alguna iniciativa del Ejecutivo para tratar de arreglar las diferencias que se crean ahora. En principio creo que no hay que derogar, pero hay que arreglar esa anomalía y para eso hay que llamar al mundo mago de los abogados para ver dónde está la rendija y que los que se beneficiaron con la otra Corte algo paguen, sobre todo los que ganan más”, expresó a El Observador el líder del MPP.

También destacó que con el nuevo fallo quedó claro que el Poder Judicial no puede “meterse” en las cosas del Ejecutivo. “Creo que los poderes van entrando en su cauce, cada cual en lo suyo”, sentenció. El nuevo miembro de la Corte, Jorge Larrieux, ni bien asumió dio vuelta la votación y volcó la mayoría a favor del IRPF a las pasividades. Con el retiro de Sara Bossio las posiciones habían quedado empatadas a dos. Ahora los 350 recursos restantes serán todos a favor del gobierno.