Se vislumbra acuerdo por convenio en banca pública

La asamblea del sector banca oficial de la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU) que se realizará a partir de las 11 horas del sábado, en el club Aguada, muy probablemente aprobará la propuesta del gobierno para un nuevo convenio laboral en las entidades financieras estatales, dada la posición adelantada por las distintas agrupaciones representadas en la conducción gremial. Aunque no formará parte del convenio, este se viabilizará por el acuerdo al que se llegó previamente para que los funcionarios excedentarios del Banco Hipotecario sean en parte absorbidos por el República, el de Seguros y el Central y para que otros se prejubilen.

El consejo del sector banca oficial de AEBU y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) están redactando el nuevo convenio laboral, cuyo texto no contendrá innovaciones sustanciales con respecto a lo que el gremio ya conversó con los representantes de los bancos oficiales, dijo a El País el integrante del cuerpo, Mario Castro.

El consejo, que tiene 11 integrantes, definió que todas las listas representadas en él participen en la redacción, más allá de que los tres delegados de la lista 8103197987 se oponen a lo acordado con el gobierno en forma preliminar. La redacción estará terminada hoy.

El texto será puesto a consideración de los bancarios públicos en una asamblea a realizarse el próximo sábado. Las distintas agrupaciones están manteniendo distintas reuniones informativas en el interior del país.

APOYO. Castro, delegado de la lista 98 que tiene cuatro representantes, señaló que este grupo apoya lo acordado y que los restantes 4 miembros del consejo integrantes de otras tantas agrupaciones —exceptuados los de la lista 8103197987— tienen una posición similar, aunque prefieren aguardar a que el texto esté totalmente definido.

Juan Carlos López, representante de la lista 1955, dijo que «no vamos a tomar posición definitiva hasta que no esté el texto final para no generar confusión».

Hugo Pío, que forma parte del órgano por la agrupación 33, adelantó que «más allá de que toda la propuesta del Poder Ejecutivo es insuficiente, vamos a apoyar su aceptación en defensa de los bancos públicos y para evitar un conflicto que sería desgastante y que la gente hoy no está en condiciones de aguantar».

Consideró que «no se hicieron las movilizaciones que se habían resuelto en asamblea y ahora no hay posibilidades».

El consejo de banca oficial está compuesto por cuatro delegados de la lista 98, tres de la 8103197987, uno de la 3, uno de la 33, uno de la 7255 y el restante de la 1955.

El lunes de la semana pasada los representantes de los bancos oficiales presentaron una propuesta que dijeron es la definitiva para el convenio.

PROPUESTA. Los delegados del Poder Ejecutivo proponen que los bancarios tengan el mismo sistema de ajuste salarial bianual que tienen los funcionarios de la Administración Central y la reducción en un 50% de los costos de funcionamiento de los servicios médicos del Banco República y del Hipotecario.

Los delegados oficiales también propusieron la creación de un sistema para dar participación a los bancarios en la mejora financiera que se obtenga en la banca oficial, como consecuencia de la obtención de ahorros. La tercera parte de la reducción de costos sería volcada a salarios.

Por el convenio anterior, los bancarios públicos ajustaban sus salarios en forma cuatrimestral en base al 75% de la inflación pasada. Si la inflación entre cada incremento superaba el 10% el ajuste se realizaba por la totalidad del Indice de Precios al Consumidor.

En el preacuerdo al que se llegó con el gobierno no se modifican las denominadas prestaciones especiales (pagos de lentes) y no se suprimen los servicios médicos del Banco República y del Hipotecario, aunque sí está planteada la reducción en un 50% de sus costos.

La conducción del sindicato espera que concurran a la asamblea más de 1.000 personas. El convenio, en caso de aprobarse, tendrá una vigencia de dos años.

Plantean restitución

La dirigencia de la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU) planteó al presidente del Banco República (BROU), Daniel Cairo, la restitución en su cargo de Héctor Rovella, integrante del Consejo Central del sindicato, que fuera destituido por facilitar información el año pasado al semanario Brecha sobre retiros de depósitos realizados en la institución.

Eduardo Fernández, presidente de AEBU, dijo a El País que «el funcionario pudo haber cometido un error, pero eso no está confirmado y consideramos una provocación que siga trabajando por ejemplo otro funcionario que siendo gerente causó un perjuicio de U$S 4 millones al BROU y que fue procesado por la Justicia Penal». Agregó que «se está provocando una situación anómala y que el planteo no es antojadizo».

Según Fernández, los organismos disciplinarios del BROU habían propuesto una suspensión por 180 días para Rovella, pero el directorio dispuso su destitución. Un fiscal pidió el procesamiento de Rovella, pero el juez penal actuante todavía no se expidió sobre la solicitud.

Fuentes del directorio del BROU confirmaron que la destitución del funcionario se decidió a comienzos de este mes con el aval de la Oficina Nacional del Servicio Civil y luego de que se cumpliese el debido proceso. Agregaron que el funcionario tiene la posibilidad de efectuar los recursos administrativos que considere pertinentes.

La plana mayor de AEBU se reunirá el próximo lunes con los directores del BROU, Pablo García Pintos y Carlos Rodríguez Labruna para analizar el punto.