Sectores exportadores dinámicos generan pocos puestos de trabajo.

La dependencia con los países emergentes y el estancamiento de los rubros más intensivos en el uso de mano de obra y valor agregado son algunas de las preocupaciones.

En el marco de las V Jornadas Académicas organizadas por la Unión de Exportadores y el Banco República, investigadores de las distintas universidades expusieron sus estudios sobre tópicos específicos del mercado exterior.

Según un trabajo realizado por las investigadoras Cecilia Plottier, Silvia Vázquez y Alicia Zuasnabar -de la Universidad Católica-, las ventas de Uruguay al exterior están atadas a la suerte de los países emergentes, que son los principales compradores de los rubros más pujantes del comercio exterior uruguayo.

Según el estudio, titulado «Diversificación y dinamismo exportador, ¿todas son buenas noticias?», el grupo de productos más dinámicos -aquellos que crecieron en los últimos años a una tasa promedio superior a 32%-, representan hoy en día 22% de las exportaciones uruguayas. En su mayoría está compuesto por commodities agropecuarias, como la madera y la soja.

Esos productos tienen como destino principal los países emergentes, caracterizados por el tamaño de sus mercados y su expansión acelerada. «El actual dinamismo de las exportaciones está condicionado al desempeño de las economías emergentes», insistió la economista Silvia Vázquez.

Sin embargo, los sectores exportadores más dinámicos no se corresponden con aquellos que generan una mayor cantidad de empleos. Muy por el contrario, las exportaciones que tienen un correlato más grande en el mercado laboral son aquellas que mostraron un comportamiento más bien moderado.

El rubro más dinámico ocupa menos de 5% de la mano de obra industrial, mientras que aquellos sectores que se mantienen estables -y representan 5% del total exportado- ocupan 15% de la mano de obra. Esos rubros comprenden curtiembres, textiles, vestimenta e hilados, que son a la vez los más diversificados en materia de mercados.

Al respecto, la investigadora sostuvo que «las exportaciones uruguayas están diversificando los mercados pero, como contracara, aumenta la concentración por productos, lo cual representa un riesgo».

Las investigadoras determinaron que el grado de diversificación por producto de las exportaciones uruguayas es el doble en lo relativo al Mercosur que al resto del mundo. Sin embargo, señalan que ese proceso de diversificación regional por productos es «muy sensible al tipo de cambio real» y, cuando el país pierde competitividad, los bienes de exportación tienden a concentrarse.

Por su parte, investigadores de la Universidad ORT estudiaron el actual régimen de admisión temporaria y sus beneficios tanto para los exportadores como para la sociedad uruguaya en su conjunto. Los expertos, coordinados por el profesor Isidoro Hodara, detectaron que 73% de las empresas exportadoras utilizan el régimen, por el que atraviesa -sin pagar impuestos- 31% de los bienes intermedios utilizados para la producción.

La investigación llama la atención sobre la necesidad de defender el régimen en futuras negociaciones tanto unilaterales como regionales, de un acuerdo comercial con la Unión Europea.

Por su parte, expertos de la Universidad de la República estudiaron la extensión del seguro de crédito a la exportación en Uruguay, mientras que en la Universidad de la Empresa se propusieron 10 mejoras para el régimen Exporta Fácil, de promoción a las micro, pequeñas y grandes empresas. En tanto, el ingeniero Jorge Sapelli, de la Universidad de Montevideo, disertó sobre las estrategias de marketing que pueden llevar a cabo las empresas de menor tamaño para insertarse en el mercado internacional.