Semana clave para la reforma del balotaje

El asunto estará hoy en boca de algunos de los principales dirigentes políticos del país y se espera escuchar tantas voces a favor como en contra.

No es seguro que el asunto esté presente durante la reunión del Consejo de Ministros, pero sí lo estará en la Mesa Política del Frente Amplio donde algunos sectores consideran que la izquierda debe meter violín en bolsa con la propuesta del balotaje.

Muchas críticas le harán los blancos hoy a la propuesta reformista durante la sesión del Directorio del Partido Nacional y ocurrirá lo mismo durante un encuentro del sector Vamos Uruguay, que lidera el colorado Pedro Bordaberry.


Reacciones. En el Partido Nacional creen que si el Frente Amplio impulsa la eliminación del balotaje se meterá en un corral de ramas. “Ojalá que presenten esa propuesta. Porque nos dan una bandera, que será “no a la reforma”, y además le ganamos primero el plebiscito y después el gobierno”, dijo a El Observador Jorge Larrañaga.

El dirigente blanco sostuvo que si la reforma es plebiscitada tendrá los mismos votos que el Frente Amplio. “Sacará menos del 50%”, afirmó.

Fuentes del oficialismo dijeron a El Observador que la intención de Rubio al plantear una reforma electoral de esa enjundia fue la de la poner arriba de la mesa la necesidad de aprobar una reforma constitucional que contenga otras cosas, como el voto epistolar, la designación de los organismos de contralor, la autonomía financiera del Poder Judicial y la habilitación de referéndum consultivo para temas polémicos. Lo del balotaje fungiría como ariete para abrirle paso a los otros temas.

La propuesta de Rubio que fue difundida el viernes 24 a través de los matutinos El País y La Diaria ingresará en los próximos días en la Comisión de Programa del Frente Amplio.

Hasta ayer se manifestaron a título personal a favor de la reforma el vicepresidente Rodolfo Nin Novoa; el presidente del Frente Amplio, Jorge Brovetto; y los senadores Alberto Breccia (MPP); Mónica Xavier (PS); Eduardo Lorier (PCU); y Juan José Bentancor (VA).

En contra lo hicieron el senador Carlos Baraibar (AU) y el diputado Carlos Gamou (MPP). Desde la oposición el rechazo fue unánime.

En caso de que el Frente Amplio siguiera adelante con esta iniciativa apelará al mecanismo previsto en el artículo 331 de la Constitución que establece que para enmendar la Carta Magna es necesario la firma de los dos quintos de la Asamblea General.

El Frente Amplio tiene 52 diputados y 17 senadores que bastarían para cumplir con ese requisito. En ese caso, la enmienda sería plebiscitada junto a las elecciones nacionales de octubre de 2009.

El balotaje fue instaurado en una reforma concebida en 1996 por blancos y colorados, que fue rechazada por todo el Frente Amplio, salvo por Asamblea Uruguay, de Danilo Astori.

En el plebiscito la propuesta fue aprobada por 50,2% de votos a favor contra 49,8% en contra.