Senadores definen prioridades para el último mes del año

En los hechos, ese es uno de los temas en los cuales la izquierda depositará todo su esfuerzo para lograr la aprobación antes de fin de año. Las otras dos iniciativas prioritarias son el proyecto de ley interpretativo de la ley de caducidad y el tratado de inversiones con Estados Unidos.

Sin embargo, algunos sectores pretenden instalar otros temas en la agenda. Es el caso del proyecto de ley de reparación para los trabajadores del ámbito privado que sufrieron prisión, exilio, o estuvieron en la clandestinidad durante la dictadura, el cual es apoyado firmemente —entre otros sectores— por el Partido Comunista.

«Hay consenso para su aprobación, pero el proyecto aún no ha ingresado. Para nosotros sería muy importante que fuera aprobado antes de fin de año», dijo a El País el senador comunista Eduardo Lorier.

A propósito, el representante de los trabajadores del Banco de Previsión Social (BPS), Ariel Ferrari, reclamó la semana pasada el envío al Parlamento de este proyecto, para que los trabajadores perseguidos durante la dictadura puedan acceder a una «jubilación digna».

Ferrari manifestó su preocupación porque el proyecto fue presentado hace cinco meses al Ministerio de Trabajo y aún no ha sido enviado al Poder Legislativo.

El 15 de diciembre comienza el receso parlamentario, aunque después de esa fecha pueden fijarse sesiones extraordinarias.

TIEMPO. En general hay consenso en la izquierda acerca de que los plazos permitirán votar los proyectos en las próximas semanas. «Por eso mismo quisimos aprobar el presupuesto cuanto antes», explicó el senador de la Vertiente Artiguista, Enrique Rubio.

Pero no todos opinan lo mismo. El senador de Asamblea Uruguay Carlos Baráibar adelantó que su impresión personal es que «no habrá tiempo» para abordar todas las iniciativas y que los plazos darán «muy justos».

El tratado de protección de inversiones con Estados Unidos es iniciativa del Poder Ejecutivo y el Parlamento debe esperar que el gobierno envíe el nuevo texto, con las modificaciones incluidas.

Mientras el proyecto de ley interpretativo de la ley de caducidad ingresará mañana a la comisión de Constitución, las mayores diferencias se presentan en torno al proyecto de libertades sindicales: senadores de Alianza Progresista y Asamblea Uruguay pretenden incluirle las modificaciones propuestas por el Ministerio de Trabajo, al tiempo que en principio el resto de los sectores consideran que la iniciativa debe aprobarse tal cual vino de Diputados.

Los senadores se habían comprometido a votar el proyecto original si fracasaba la comisión cuatripartita de empresarios trabajadores, legisladores y gobierno, que no logró ponerse de acuerdo durante dos meses.