Señales de acercamiento del MPP hacia empresarios

El cambio anunciado en el texto del proyecto de ley de negociación colectiva, fue una nueva señal positiva hacia los empresarios emitida por el Frente Amplio y en particular por el Movimiento Participación Popular, el sector de José Mujica. Los empleadores tomaron nota de ello, aunque no les alcanza para mostrarse plenamente complacidos.
Este cambio en el proyecto significa que para fijar aspectos relacionados a las condiciones de trabajo en el ámbito de los Consejos de Salarios,deberá existir consenso entre empleadores y trabajadores. Sólo así el Poder Ejecutivo homologará los acuerdos alcanzados.

La decisión atiende uno de los principales reclamos empresariales respecto a la iniciativa.

La instrucción de cambiar provino directamente del ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi, hoy mano derecha de Mujica y su delegado en las negociaciones electorales con Astori.

El mensaje hacia los empresarios surge luego de que las elecciones internas de los partidos políticos mostraran a los blancos con una votación superior al Frente Amplio, y en momentos, además, en que el líder del ala moderada, Danilo Astori, mostró poco entusiasmo al aceptar la candidatura a vice. Para peor, la fórmula blanca picó primero y está recorriendo el país, mientras el Frente Amplio aún administra sus diferencias internas.

En ese panorama, la señal del mujiquismo hacia los empresarios coincidió con manifestaciones públicas tendentes a asegurar la estabilidad de las inversiones en una polémica surgida con Luis Alberto Lacalle. Es así que el ganador de las internas frenteamplistas parece decidido a mostrar que no es un enemigo del poder económico.

Anteriormente había sido el presidente Tabaré Vázquez quien anunció en junio pasado, durante una gira por Centroamérica, que derogaría el decreto 165 de 2006 sobre prevención de conflictos y ocupaciones. Luego de idas y venidas el decreto seguirá vigente, ya que la parte de su contenido que iba a ser trasladada al proyecto de negociación colectiva, no fue finalmente incluida en esta iniciativa.

gestiones de alto nivel. El lunes 22 de junio, el candidato del Frente Amplio recibió en quincho lindero a su chacra a los presidentes de las cámaras de Industrias y de la de Comercio, Diego Balestra y Alfonso Varela, respectivamente.

En el encuentro, Mujica se comprometió a interiorizarse del proyecto resistido por los empresarios. Esa contestación se tradujo en conversaciones con Bonomi y con los legisladores frenteamplistas de la Comisión de Legislación del Trabajo de Diputados. Días más tarde, llegó la confirmación de que a pedido de Bonomi se incluirá el agregado sobre el consenso para la fijación de aspectos relacionados con las condiciones de trabajo. Anteriormente, Mujica había mantenido encuentros con empresarios de diversos sectores en procura de apoyo económico para su campaña electoral.

reacciones. El asesor jurídico de la Cámara de Comercio, Juan Mailhos, señaló a El Observador que el actual momento político no es el apropiado para la aprobación de la iniciativa del gobierno. Mailhos afirmó que los agregados no son para “complacer” al sector empresarial. Dijo que el objetivo es otro: levantar observaciones provenientes desde la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Precisamente, en enero de este año, las cámaras de Industrias y la de Comercio presentaron una queja en ese organismo. Lo de Mujica se podrá valorar como un gesto, dijo, pero se precisa más.