Sensibilización de las Pymes acerca de la propiedad industrial Prediagnósticos en materia de propied

Y sin embargo, las pymes francesas no están suficientemente familiarizadas con la propiedad industrial y con las ventajas competitivas que ofrece, problema que obedece sin duda en gran parte a la falta de información en ese campo y a una estrategia mal concebida al respecto.

Ante esa situación, y habida cuenta de la importancia de fomentar la innovación, el Gobierno francés ha decidido tomar cartas en el asunto y adoptar una política encaminada a promover la propiedad industrial con miras a respaldar a las empresas en sus esfuerzos de innovación y competitividad. Esa política se ha concretado en tanto que primera prioridad de un contrato de objetivos concertados para 2005/2008 firmado por el Gobierno y el INPI. Incumbe ahora al INPI el logro de esos objetivos en todo el territorio francés y la consolidación de sus actividades en todas las provincias, creando en ese fin vínculos de colaboración con los consejos regionales (Conseils régionaux). Los Departamentos de Alsacia y Aquitania ya han firmado convenios de ese tipo y actualmente están en curso negociaciones similares en otras regiones.

Una de las actividades prácticas centrales de esa política y de los acuerdos de colaboración regional son los llamados «prediagnósticos» en materia de propiedad industrial en las pymes.

¿Qué se entiende por prediagnóstico en materia de propiedad industrial?

Las empresas en las que se aspira a realizar ese tipo de actividades son pymes con poca o ninguna experiencia en la esfera de la propiedad industrial, en particular, en lo que se refiere a patentes, y de preferencia, las que trabajan en el sector tecnológico.

Para ese tipo de pymes, proceder a un prediagnóstico en materia de propiedad industrial es una oportunidad para hacer balance y analizar las ventajas que ofrece la propiedad industrial en su totalidad, lo que supone reflexionar en cuanto el contexto general del desarrollo de la empresa, tomando todos los factores en cuenta: la finalidad es subrayar lo fundamental que puede ser para dicha empresa adoptar una política de propiedad industrial y, en colaboración con el directivo de la misma, evaluar los beneficios que esa política podría aportar, teniendo en cuenta los futuros planes de dicha empresa. Por «prediagnóstico» cabe entender un prediagnóstico en materia de propiedad industrial, propiedad intelectual y todo medio de adquirir derechos respecto de innovaciones y de su gestión, como los secretos comerciales, contratos, licencias y gestión de la información.

En el prediagnóstico se pasa revista a todas las herramientas de la propiedad industrial, que no se reducen sólo a las patentes, las marcas y los diseños industriales, antes bien, a los conocimientos especializados y los nombres de dominio. Además, no sólo se pone de relieve el factor «protección» sino las ventajas indirectas que entraña la utilización de la propiedad industrial (supervisión técnica, jurídica y de información; organización de recursos humanos en lo que respecta a la confidencialidad y a la titularidad de los derechos; acuerdos de colaboración, adquisición y transferencia de tecnologías por conducto de licencias y de cesiones; obtención de valor añadido mediante activos de propiedad industrial…).

Al hablar de «prediagnóstico» no se trata en modo alguno de un servicio «técnico», es decir, el «prediagnóstico» no es ni una búsqueda documental ni un diagnóstico en relación con un proyecto específico, ni un estudio sobre el campo de aplicación de una patente ni tampoco la elaboración de un contrato. El objetivo tampoco es atraer por todos los medios la atención de las empresas en cuanto a los instrumentos de protección que ofrece el INPI.

De lo que se trata es de un servicio adaptado a necesidades concretas y que incluye un informe que puede ser reutilizado en función de los objetivos de la empresa de que se trate. Realizar un prediagnóstico ofrece las siguientes ventajas:

  • obtener una verdadera evaluación del estado actual de la empresa en lo que respecta a sus necesidades relativas a la propiedad industrial y sobre la base de un análisis objetivo y competente;
  • proyectarse de cara al futuro sobre la base de las expectativas de crecimiento de la empresa y comprender las ventajas competitivas que pueden obtenerse por conducto del sistema de propiedad industrial;
  • formular recomendaciones y prever iniciativas;
  • identificar claramente los conocimientos técnicos de que se dispone y fomentar un espíritu de apertura que permita hacerse una idea clara de todos los factores en juego e interlocutores interesados y de las inversiones en propiedad industrial necesarias.

Para llevar a cabo un prediagnóstico se precisa por lo general un día y medio, dedicado a la preparación, a familiarizarse con la empresa mediante conversaciones con el directivo de la misma y, de ser posible, a una visita de los locales, a la realización de un análisis y un resumen de las conclusiones a las que se llegue, a la elaboración del informe anteriormente mencionado y, por último, a la exposición del prediagnóstico a la empresa de que se trate.

Realizar una presentación oral en la compañía constituye una oportunidad idónea para profundizar en cuanto a las medidas que deben tomarse partiendo del prediagnóstico que se haya llevado a cabo en materia de propiedad industrial. El costo del prediagnóstico (1.500 euros) corre por cuenta del INPI, sin gasto alguno para la empresa.

Las claves del éxito

1. Una de las claves del proyecto ha sido la creación de un grupo de orientadores, que han aprendido rápidamente lo que significa el nuevo enfoque y han sabido ponerlo en práctica.

Al principio, dichos orientadores procedían del INPI, concretamente, del Département de l’action régionale y del Département des brevets (Departamento de Patentes). Gran parte de dichos orientadores trabajaban ya en el sector de servicios locales del Instituto y estaban ya muy familiarizados con las dificultades con las que se enfrentan las empresas.

De ahí que cada orientador haya seguido un curso de dos días de metodología, curso consistente en el estudio de un caso práctico sobre la base de una guía en la que se ofrecen ejemplos de entrevistas. Durante los cursos de formación se llegó a la conclusión de que era necesario contar con una guía metodológica por lo que se creó un subgrupo a partir del primer grupo de orientadores. En la guía elaborada a partir del intercambio de experiencias se expone la información que cabría incluir en todo prediagnóstico en materia de propiedad industrial y se formulan prácticas óptimas. Se suministra, además, un ejemplo de informe y de formato en el que, partiendo de la flexibilidad unida al pragmatismo, el objetivo es adaptarse a los problemas específicos de la compañía de que se trate.

A los orientadores del INPI se vinieron a sumar rápidamente otros orientadores externos, por ejemplo, consultores generalistas de los organismos especializados de las cámaras regionales de comercio e industria que tenían experiencia en propiedad industrial, además de consultores voluntarios y, en ocasiones, abogados especializados en propiedad intelectual. Todo informe presentado por un orientador externo es objeto de supervisión por los orientadores del INPI.

2. Otro factor para el éxito del prediagnóstico es adoptar un enfoque adecuado para informar a las empresas sobre el servicio y dar pruebas de dinamismo y empeño para llevar a buen puerto la iniciativa.

Con miras a no limitarse a una campaña general de comunicación, respaldada por información disponible en el sitio Web del INPI en la sección dedicada a la asistencia a las pymes (http://www.inpi.fr/front/show_rub.php?rub_id=187) y un folleto de comunicación, el Instituto movilizó a todos los interlocutores regionales que se ocupan de cuestiones de innovación, desarrollo económico y tecnología, que no escatimaron esfuerzos para movilizar y mantener informadas a todas sus redes. Entre las organizaciones más activas a ese respecto cabe destacar las redes regionales de desarrollo tecnológico (Réseaux régionaux de développement technologique) y, sobre todo, las cámaras de comercio e industria.

Resultados

El INPI comenzó a ofrecer ese tipo de servicios en 2004. En la primera encuesta que se llevó a cabo en las pymes en las que se había realizado un prediagnóstico en materia de propiedad industrial se puso rápidamente en evidencia la importancia de las iniciativas en cuestión.

Desde entonces, el INPI sigue de cerca ese tipo de actividades para evaluar la eficacia y la pertinencia en relación con las necesidades que acusan las empresas. A continuación figuran los resultados del estudio al 1 de marzo de 2006:

Número de prediagnósticos realizados:

2004

2005

Objetivo 2006

270

464

500+


Empresas objeto de prediagnóstico en 2005

Desglose:

 

Desglose por número de empleados

 

1 a 20

 

20 a 50

 

Más de 50

74%

14%

11%

En la mayoría de los casos, por consiguiente, se trata de pequeñas empresas o de microempresas. También hay casos en los que antes de crear una empresa se llevó a cabo un prediagnóstico en materia de propiedad industrial, a condición de que la estrategia de desarrollo de dicha empresa estuviera suficientemente clara, que ya se contara con un plan de negocios (business plan) y que la empresa estuviera totalmente segura del mercado en el que deseaba introducirse.

Desglose por sector de actividad

 

Industria

 

Servicios

 

Comercio

Otros

(industria alimentaria y de la construcción)

45%*

34%**

14% ***

7%

     

  • * De las cuales, el 6%, del sector metalúrgico, el 8%, del sector de la producción maquinaria y el 7%, del sector de instrumentos de precisión
  • **De las cuales, el 15 %, del sector de servicios a empresas y el 13%, del sector de T.I.
  • ***De las cuales, el 11%, del sector de la venta al por mayor

Dificultades

Como sucede con toda nueva iniciativa, hubo de procederse a varios ajustes, ajustes que todavía siguen introduciéndose con miras a mejorar la eficacia. Cabe mencionar una serie de problemas particularmente complejos:

  1. La propiedad industrial está en el centro mismo de la estrategia de toda empresa y en ocasiones, los empresarios muestran reticencia para comunicar rápidamente qué perspectivas concretas de crecimiento tienen respecto de su compañía. De ahí que, antes de iniciar un prediagnóstico, el representante del INPI y el empresario firman un acuerdo de compromiso. En dicho acuerdo, el INPI se compromete a mantener la confidencialidad de la información que se proporcione al orientador y el empresario se compromete a comunicar toda información que sea necesaria a los fines del prediagnóstico.
  2. Los servicios prestados deben ser de alta calidad, personalizados, selectivos y pertinentes y es fundamental que se insista en que el prediagnóstico en materia de propiedad industrial es un instrumento de sensibilización de las pymes, a diferencia de lo que supone un diagnóstico o una consulta, servicios que no son gratuitos. La corta duración del prediagnóstico viene a ser en cierta medida una garantía pero también supone todo un desafío para el orientador.
  3. La gran mayoría de las empresas que se han beneficiado de un prediagnóstico en materia de propiedad industrial están ubicadas en provincias, hecho que llama la atención, pues a pesar de la importancia económica y elevada concentración de pymes de la región de Ile de France, de la innovación que aportan y del número de solicitudes de patente presentadas por esas empresas, en 2005, menos de una cuarta parte de los prediagnósticos realizados se llevaron a cabo en esa región. Cabe deducir, por consiguiente, que es necesario movilizar a las empresas para que soliciten prediagnósticos en materia de propiedad industrial, pues al parecer es insuficiente la información general que se ha puesto a disposición sobre la disponibilidad y la importancia de ese servicio. Todo apunta, claramente, a la necesidad de crear y movilizar redes.

Resultados cualitativos: Percepción y concepción

Cabe señalar que las empresas que han sido objeto de un prediagnóstico han dejado constancia de gran satisfacción con el servicio prestado. En una encuesta realizada a partir de una muestra representativa de 100 empresas que se beneficiaron del servicio en 2005 se llega a las siguientes conclusiones:

  • El 92% de las empresas se muestran satisfechas o muy satisfechas.
  • El 88% de las empresas han adquirido una mejor comprensión de la importancia que reviste la propiedad industrial para sus actividades.
  • El 56% de las empresas han tomado iniciativas en materia de propiedad industrial a raíz del prediagnóstico realizado.

De satisfactorio han calificado también el servicio los orientadores del INPI y los orientadores externos.

Ahora queda por finalizar una evaluación del contenido del informe de prediagnóstico en lo que respecta a la calidad del servicio.

Conclusiones

Se ha llegado a la conclusión de que el prediagnóstico en materia de propiedad industrial es un instrumento eficaz de fomento de la propiedad industrial como medio que favorece el desarrollo de las empresas.

El INPI se ha comprometido con el gobierno de su país a realizar 500 prediagnósticos por año en el marco de los objetivos fijados hasta el año 2008. Ante todo, ese servicio se ofrecerá a las pymes que están mancomunando esfuerzos para ser particularmente competitivas y dinámicas en su sector. Además, se tiene previsto reforzar los vínculos de colaboración con los consejos regionales (Conseils régionaux), lo que también atañe a los objetivos de prediagnóstico en materia de propiedad industrial.

Ahora bien, en aras de la mayor eficacia posible en esta iniciativa, debemos atraer a un mayor número de pymes que tengan más de 10 empleados, empresas que, en nuestra opinión, tienen los medios y los recursos para adoptar una verdadera estrategia de propiedad industrial a largo plazo. Con ese fin, el INPI se esfuerza hoy por establecer y formalizar vínculos de colaboración con sus principales interlocutores en el ámbito de la innovación así como con los organismos profesionales; por ejemplo, el Instituto acaba de firmar un acuerdo de colaboración con la Fédération des industries mécaniques (Federación de Industrias Mecánicas) y tiene previsto firmar otros acuerdos de colaboración en el futuro.