Sequía: declaran estado de alerta permanente

Según anunció la Presidencia de la República, el gobierno inició a través del Sistema Nacional de Emergencias coordinaciones con diferentes ministerios a fin de adoptar acciones en los departamentos más afectados por la sequía, que son Rivera, Cerro Largo, Artigas, Treinta y Tres y Rocha.

Para ello, se requirió a los Comités Departamentales de Emergencias que elaboren un relevamiento de las necesidades de los productores agropecuarios.

Las reuniones para dar respuesta a estas situaciones se mantienen en forma permanente entre la Dirección Nacional de Hidrografía, la Dirección Nacional de Minería y Geología, el ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y la Dirección Nacional de Vialidad.

Asimismo, el Poder Ejecutivo dispondrá la creación de un Grupo de Trabajo Operativo con la finalidad de coordinar las acciones en las áreas más afectadas, como limpieza de aguadas, alumbramiento de agua a través de perforaciones, mecanismos de obtención y distribución de forrajes por medio de las gremiales de productores, como así también los financiamientos que sean necesarios.

Ayer el ministro de Ganadería, José Mujica, anunció en la inauguración de la ExpoActiva de Soriano que se dispondrá de US$ 28 millones para asistir a los productores afectados por la seca (ver página 3 del suplemento agropecuario).

El Poder Ejecutivo estableció que el objetivo fundamental es salvaguardar la vida y salud humana y la vigilancia sanitaria para evitar posibles enfermedades. Se consigna que la población cuenta con agua potable y no hubo problemas sanitarios fuera de los normales. Por otra parte, el gobierno apoyó a los centros de enseñanza pública para garantizar el normal desarrollo de las clases.


Pocas lluvias en el norte. En el norte del país, a diferencia de lo que ocurrió en el sur, las lluvias fueron escasas hasta ayer por la tarde, y el embalse de la represa de Salto Grande continuaba en un nivel bajo. “Seguimos con déficit”, afirmó el gerente uruguayo de la represa de Salto Grande, Fernando Wald.

El funcionario explicó que si bien en los últimos días llovió un poco en el litoral norte del país, lo que constituyó “un poco de aporte” al lago, las precipitaciones resultaron escasas como para modificar significativamente la situación. El embalse se encontraba ayer en 31,28 metros, un nivel 3,5 metros inferior a su cota nominal.

La previsión era que ayer ingresara al lago un caudal de agua de 1.800 metros cúbicos por segundo, equivalente al 50% de lo que debería ser en esta época del año, indicó el gerente de la represa.

La represa Gabriel Terra (ex Rincón del Bonete), la mayor del país, cuenta con un déficit de 6,45 metros en su cota. La cota nominal del lago es de 81 metros, pero ayer se ubicó en 74,55 metros y se pronostica que mañana llegará a 74,53 metros.

De todas formas, la represa aún cuenta con reserva de agua, y aunque la bajante es importante la generación de energía está asegurada para las próximas semanas.

Por su parte, en la central hidroeléctrica de Palmar se registraron ayer lluvias de escasa magnitud, lo que propició que la cota se mantuviera en 38,44 metros, a 1,56 metros de su nivel normal.