Si el crudo sigue al alza Ancap aumentará tarifas

En el caso concreto de ayer la suba fue impulsada por problemas de producción de refinerías en el estado estadounidense de Texas pero los factores de más largo plazo que empujan la demanda son la ola de frío en la costa este de Estados Unidos y las dudas respecto al nivel de producción que decidirá la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en su próxima reunión de mediados de marzo. Algunos países que integran el cartel parecen estarse inclinando hacia la tesis del ministro saudita de Petróleo, Ali al-Naimi, de que el rango de precios para este año del petróleo oscilará entre U$S 40 y U$S 50.

«Si el crudo se mantiene en este nivel habrá que estudiar la situación, porque estamos en el límite», reconoció Martínez.

ESTUDIO. Sin embargo, un primer análisis encargado por el actual presidente de Ancap, Juan Luis Aguerre, arrojó que todavía no hay un desfasaje grave entre la referencia adoptada en cuanto al dólar y el valor del barril en diciembre pasado cuando los combustibles se rebajaron 7,56%. Aguerre dijo a El País que los técnicos no se pronunciaron con respecto a si es necesario o no un ajuste pero marcaron que no se detecta un desafasaje.

De hecho, el petróleo está hoy casi 10% arriba de la referencia establecida en diciembre (U$S 43) pero el dólar ayuda porque cayó 3,14% respecto al último mes de 2004. Entre el 31 de diciembre y ayer el dólar interbancario billete a la venta perdió 3,14% ya que pasó de $ 26,43 a $ 25,60. El valor de la divisa de referencia fue fijado en $ 26 en oportunidad de la rebaja de precios, por lo que la cotización actual se ajusta bastante a ese valor .

El directorio actual, al que solo le resta la realización de una sesión, entiende que ya no hay margen para decidir variaciones en el precio de los combustibles. Las nuevas autoridades seguramente asumirán en la próxima semana.

Fuentes del cuerpo dijeron que de todas formas hay margen para esperar porque el promedio de la cotización del crudo de febrero fue inferior a U$S 50 y es el que Ancap debe considerar. Por ese motivo, podría haber margen para seguir esperando una caída del petróleo.

Ancap importa alrededor de un millón de barriles al mes en condiciones monopólicas. Para generar ingresos adicionales se sigue negociando con Petrobras de Brasil la posibilidad de que esa empresa abastezca de crudo a la refinería de La Teja, de forma que esta utilice su capacidad «a full». Se pensó en firmar este acuerdo en oportunidad de la visita a Montevideo del presidente Luiz Inacio Lula de Silva, pero esta intención del nuevo gobierno no se pudo concretar. «Se está en un intercambio de opiniones para llegar a algún tipo de entendimiento», dijo Martínez a El País.