Sin insomnio.La ‘solidez’ de Astori frente a las ‘amenazas’ de cambios tributarios

«Jugala acá, que no te la van a expropiar ni te van a doblar el lomo de impuestos», dijo Mujica a los empresarios uruguayos el 10 de febrero de 2010 cuando aún no había asumido la presidencia. Lo hizo en el marco del evento «Los empresarios en el Proyecto Nacional: desarrollo y reducción de pobreza» que reunió a más de 1.400 empresarios en el Hotel Conrad de Punta del Este. A los extranjeros les pidió que «apuesten al Uruguay» y un poco más: «No sólo vengan a invertir, vengan a vivir». «En aquella reunión se dijeron una serie de cosas que no se han cumplido ni incumplido. No ha habido mayor operatividad», afirmó a la diaria el presidente de la Cámara de Comercio del Uruguay, Alfonso Varela.

En ese sentido, señaló que «ha aparecido incertidumbre sobre la modificación del régimen fiscal». Si bien entiende que el ministro de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, y el vicepresidente, Danilo Astori, se han manifestado en forma clara sobre ese punto, «el presidente ha dicho algunas cosas contradictorias».

Varela hacía referencia a las afirmaciones de Mujica el domingo en Mercedes acerca de que si a los empresarios «se les trancan cuatro negocios que no pueden vender, ya les parece que el mundo se viene abajo. Y no se viene nada abajo» (ver la diaria del 28/02/2011).

«Hay quienes ven a Mujica-Astori como dos figuras diferentes y que pueden ser contradictorias.

Yo prefiero verlos como actores complementarios, creo que lo inteligente es apostar a las coincidencias», consideró, por su parte, el titular de la Cámara de la Construcción, Ignacio Otegui.

Para Varela, Astori cumple «un papel muy importante»: «es el que sale al exterior, hace buenas presentaciones que son bien recibidas, su aporte técnico es interesante, en parte porque tiene alrededor el equipo económico más sólido». El presidente de la Federación Rural, Miguel Bidegain, también calificó de «positivo» el rol de Astori y de Lorenzo frente a las «amenazas de cambio de tributación». «Los veo firmes», comentó.

Bidegain añadió que «no hay dudas de que se pueden hacer cosas» para regular la tenencia de concentración y la extranjerización de la tierra «sin tocar las seguridades jurídicas que les dio a los inversores» Mujica, hace un año, en Punta del Este. Para el presidente de Cutcsa, Juan Salgado, Astori «mantiene su estilo de seriedad y responsabilidad ayudado por la figura del ministro Lorenzo». «Con diferentes estilos pero en la misma línea, nos dan tranquilidad de que en ese rubro [en materia tributaria] las cosas van a marchar bien», completó. Otros pendientes Salgado consideró que en el primer año de Mujica «hubo mucha ida y venida con todo el tema presupuesto» tanto en materia de inversiones como en otros, y que «no fue una situación muy diferente» al primer año de Tabaré Vázquez. «Mis expectativas son de aquí en adelante. Ojalá se pueda aprovechar la situación global y se trate de cuidar las vacas gordas para cuando vengan las flacas», continuó el empresario del transporte. La vocera de la Unión de Exportadores, Teresa Aishemberg, prefirió no hacer consideraciones hasta que la directiva tome una posición.

«Para el sector agropecuario el balance de la gestión es positivo», señaló Bidegain, quien destacó el «fuerte impulso a la inversión». No obstante, añadió que pone una «flechita para abajo» por el «atraso» en la implementación de la «crucial» reforma del Estado y de una solución al tema educativo, que entre otras cosas, no prevé «la formación de una cultura agropecuaria». Otegui, por su parte, subrayó el «buen diálogo -y franco- en los momentos en que lo hemos necesitado». Señaló como una preocupación la «falta de acuerdo» entre el Ejecutivo y el Frente Amplio en el proyecto de asociación público-privada, que esté «trunca» la reforma del Estado y que se «sigan perdiendo años en discusiones estériles» en torno al sistema educativo sin abordar soluciones concretas. LR