Situación cambiaría estimula turismo hacia Argentina.

Una de las conclusiones del análisis sectorial del rubro de agencias de viaje fue que durante el período enero-marzo de este año se produjo un crecimiento real en la venta de pasajes.
«Los datos aportados por las empresas consultadas indican una evolución sensiblemente menor en el precio de los servicios turísticos ofrecidos por estas, que continúan mostrando un buen desempeño al igual que ocurrió a lo largo de 2011», indicó.
Según datos del Ministerio de Turismo sobre los viajes realizados en el primer trimestre de 2011, los viajeros al exterior fueron unos 247.561, en tanto que para el mismo período de 2012 estos fueron 441.024, lo que representó el ya indicado incremento neto de 78,1%.
Lo interesante de estos datos es que dentro del universo de viajeros que se movilizaron dentro de esos tres meses, 79,8% se dirigió hacia Argentina.
Es evidente que el tipo de cambio -el peso uruguayo es una moneda fuerte frente al argentino- ha pesado en este resultado, ya que hacia Brasil, donde el tipo de cambio no es tan beneficioso para los uruguayos, «el número de visitantes se incrementó», pero en paralelo «se produjo una disminución en la participación relativa de este destino respecto del total de viajes al exterior».
De hecho, el primer trimestre de 2012 fue el de crecimiento más modesto en las ventas de las agencias de viaje en el último lustro.
Por vía paralela, las llegadas de argentinos al país no disminuyeron.
Según los datos del primer trimestre del año divulgados por el Ministerio de Turismo, en esos tres primeros meses de 2011 ingresaron 1.062.689 visitantes, mientras que en el mismo período de este año los ingresos fueron 1.043-987, lo que significó una caída neta de 1,76%.
Un dato paradojal fue que en el trimestre de referencia los visitantes uruguayos residentes en el exterior se redujeron, mientras que los de nacionalidad argentina aumentaron 9,39%.