SMU evaluaba nuevo planteo salarial y una contrapropuesta

EL GOBIERNO flexibilizó ayer su propuesta de aumento salarial para los médicos de Salud Pública con sueldos sumergidos. Mantiene el valor hora en $ 90, pero sin hacer hincapié en el estricto cumplimiento de las 96 horas mensuales.

El aumento comenzaría a regir en junio de 2006, comprometiéndose el Ministerio de Salud Pública (MSP) a llegar a $ 125 -lo que se traduce en $ 12.000 nominales- en algún momento de 2007.

El SMU evaluaba al cierre de esta edición la nueva propuesta del gobierno, presentada pocas horas antes de la asamblea, que introduce algunos cambios sobre el plazo en el que se instrumenta el aumento y la carga horaria. Este último aspecto, quedará para un futuro análisis de una comisión tripartita integrada por el MSP, SMU y la Federación Médica del Interior.

Asimismo, un grupo de asambleístas había presentado una contrapropuesta que venía siendo debatida. La misma establece que «1) considerando que los $ 90 hora es un planteo dilatorio en nuestras reivindicaciones; 2) que el valor $ 125 hora no contempla fechas durante 2007; 3) que la regularización de los cargos médicos y titularización de suplentes fijos no está garantizada; 4) que la reestructura salarial y de gestión del MSP no tiene fecha de resolución, proponemos la siguiente contrapropuesta: 1) fijar una fecha concreta, que no sea más allá del 1 ° de marzo de 2006 para el cobro de los $ 90 hora; 2) reconsiderar el plazo de pago de los $ 125 hora; 3) fijar una fecha concreta tope para resolver la regularización de los cargos médicos y titularización de suplentes fijos; 4) referente a los especialistas, hasta que no se resuelva la escala salarial según el nivel, función y especialización, respetar las actuales condiciones laborales de los mismos; 5) discusión de los descuentos por paros» y resuelve » 1) extender la tregua por un plazo de siete días a efectos de evaluar el progreso de las negociaciones; 2) pasar a cuarto intermedio hasta el 28 de noviembre».

La asamblea del miércoles 16 había otorgado una tregua en las medidas de lucha para entablar una mesa de negociación en la búsqueda de mejoras salariales. El plazo vencía anoche, donde la asamblea ratificaría o rectificaría el paro según los avances en las negociaciones.

En aquella ocasión, algunos asambleístas, identificados con el sector más radical, propusieron agudizar el conflicto y ocupar hospitales, como ocurrió en 2003 durante la administración de Conrado Bonilla.

Desde abril, el SMU viene reclamando para unos 2.000 galenos un piso salarial de $ 12.000 para este año, llegando a $ 20.000 en los próximos años del quinquenio. El pasado viernes, en la sede del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (Mtss), las autoridades sanitarias reiteraron su oferta de $ 90 la hora, lo que equivale a $ 8.640 nominales por 96 horas mensuales, lo que ya había sido rechazado por los médicos en una asamblea anterior.

En esa oportunidad, el gobierno se comprometió por escrito a llegar en diciembre de 2007 con un precio de $ 125 la hora, instancia en la que se estarían contemplando los reclamos que el gremio realiza para este año, es decir $ 12.000. Previo a la asamblea que se venía desarrollando, el presidente del gremio médico, Jorge Lorenzo, manifestó a Últimas Noticias que si bien «está lejos de ser buena», la última propuesta es mejor que la presentada el viernes pasado.

«Los cambios introducidos son menores, pero importantes. No es una maravilla, pero la fórmula hay que considerarla», reseñó Lorenzo, que había pronosticado la agudización del conflicto si el gobierno no mejoraba la anterior propuesta.

Sostuvo que el nuevo planteo tiene algunos puntos buenos y ello dividirá a la asamblea entre quienes pueden aceptarla por considerar que se mejoró y quienes la continúan calificando como insuficiente. «Es una propuesta que, por lo menos, amerita pensarla un poco», acotó.