Sólo el 49% de los escolares llega a tiempo a cursar sexto

Esos son algunos de los datos contenidos en la investigación «Resultados escolares de la cohorte de alumnos que cursaban 1° en las escuelas públicas de Montevideo: 1999-2005» realizada por Rossana Patrón y Ruben Tansini, del Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Sociales. El estudio fue presentado la semana pasada en las VI Jornadas de Investigación Científica – 15 años de la Facultad de Ciencias Sociales.

El trabajo reveló que la performance escolar varía significativamente según el contexto socioeconómico, la asistencia a preescolar y con quién vivía el alumno. Otro aspecto clave para el rendimiento es el capital cultural del hogar del niño, medido por la educación de la madre, los años de estudio promedio del jefe del hogar y la cantidad de libros en la casa.

Más de uno de cada tres niños repite primer año al menos una vez, según el estudio. Entre los que recursan, uno de cada cuatro vuelve a repetir. Para los investigadores, esto «pone en duda la efectividad del mecanismo de repetición».

La situación es aún «más crítica» en las escuelas de contexto desfavorable, donde casi la mitad de los alumnos repitió al menos una vez primer año y casi la tercera parte volvió a recursarlo.

«El análisis de los resultados revela problemas de eficacia, eficiencia y equidad al interior del nivel primario», opinaron los investigadores.

Respecto a la eficacia, indicaron que «no se cumple con el objetivo de que los niños completen Primaria y lo hagan en el tiempo previsto, lo que además dificulta el cumplimiento de los subsiguientes niveles del sistema educativo».

En cuanto a la equidad, señalaron que los peores resultados académicos, tasas de repetición y deserción se producen en los niños de escuelas de contexto desfavorable.

«En tanto, los problemas de eficiencia surgen principalmente de las altas tasas de repetición, especialmente en primer año, que prolongan la estadía de los niños en el subsistema al punto que tan solo la mitad de ellos logra terminar sexto año en tiempo», indicaron.

Contexto. Para Tansini y Patrón «el mayor desafío que enfrenta Primaria es mejorar su efectividad, reduciendo las tasas de repetición y con ello la generación de extraedad y rezago en el ciclo escolar».

En los resultados académicos de los alumnos de primer año en 1999 se constataron altos índices de repetición (24%), los cuales se incrementaron a un tercio de los escolares cuando se consideró la acumulación de repeticiones desde el año de ingreso.

El contexto socioeconómico es una variable clave. Mientras 88% de los alumnos de las escuelas de contexto favorable aprobó primer año en 1999, lo hizo 69% de los alumnos de contexto desfavorable y 79% de los de contexto medio.

Algo similar sucede con las repeticiones múltiples. Mientras los alumnos de escuelas de contexto desfavorable representaban 51% de la población estudiada, eran el 69% de los que repitieron dos veces entre 1999 y 2004, el 78% de quienes recursaron tres veces, la totalidad de los que lo hicieron cuatro veces y el 65% de quienes reiteraron cursos cinco veces. «Esto resulta particularmente grave para la equidad de los resultados escolares», afirmaron Tansini y Pardo.

Las repeticiones explican que en 2005 queden alumnos rezagados en el sistema, cuando en teoría todos deberían haber finalizado en 2004. De quienes cursaban primero en 1999, en 2005 el 43% estaba en sexto año, el 30% estaba en tercero, cuarto y quinto, y 7% había desertado del sistema. De todos ellos, el 66% provenía de escuelas de contexto desfavorable.

Preescolar. Quienes habían cursado preescolar lograron mejores resultados que el resto de los alumnos. Obtuvieron menores tasas de repetición y promovieron los cursos con notas más elevadas. Los mejores resultados se asocian a aquellos que iniciaron su educación a edades más tempranas.

En concreto, 80% de quienes habían concurrido a preescolar aprobaron primer año en 1999. De los que no cumplieron esa etapa, lo pasó algo más de la mitad (56%). Además, 24% de quienes concurrieron a preescolar aprobaron primer año con notas superiores a Muy Bueno, en tanto ese desempeño lo tuvieron tan solo el 4% de quienes no recibieron educación antes de ir a la escuela.

En el contexto desfavorable se observa una «situación extrema»: 74% de los que no fueron a preescolar repitieron al menos una vez primer año.