Sorprendió fuerte desaceleración en PIB, pero MEF asegura alza de 6%.

Fuentes del Ministerio de Economía dijeron a El País que pese a la desaceleración se mantiene la proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 6% para este año. Es que si bien en Economía esperaban un crecimiento de «algo más» de 0,5% en la medición desestacionalizada, la proyección está dentro del margen de error estadístico.

Las fuentes apuntaron a que generalmente en el segundo trimestre el crecimiento es algo menor al del primero, ya que influye la buena temporada turística que se desarrolla principalmente entre enero y febrero. Entre los analistas el dato fue una sorpresa (ver nota aparte).

Según el informe de Cuentas Nacionales divulgado ayer por el Banco Central (BCU), el PIB logró su novena suba trimestral consecutiva en términos desestacionalizados.
Sin embargo, en la medición interanual, es decir, respecto a igual trimestre del año anterior, el PIB creció 4,8%, lo que implica una baja respecto al registro correspondiente al año móvil cerrado a marzo, en el cual el crecimiento había alcanzado al 6,8%.

Así, en el primer semestre del año, la economía lleva acumulado un crecimiento de 2,6%.

De acuerdo a los cálculos realizados por El País, el efecto arrastre, es decir, el crecimiento anual de producto, bajo el supuesto de que el PIB se mantiene en el mismo nivel en los próximos dos trimestres, sería de 4,52% para todo el año.

En términos absolutos, en los últimos 12 meses cerrados a junio, el producto se ubicó en US$ 44.102 millones, mientras que en igual período del año anterior, la cifra fue de US$ 36.987,364 millones. Así el PIB per cápita alcanzó a US$ 13.092.

SECTORES La mayoría de los sectores que componen el PIB verificaron una desaceleración en el segundo trimestre de 2011. En términos desestacionalizados, cuatro sectores aumentaron su actividad en abril-junio, respecto a enero-marzo, aunque tres de ellos lo hicieron en menor magnitud que en el trimestre anterior.
Estos sectores fueron Transporte, almacenamiento y comunicaciones (2,2%), Industrias manufactureras (0,4%), y Otras actividades (0,1%). Las ramas que mostraron una caída en su actividad en el período considerado fueron Agricultura, ganadería y pesca, Construcción y Comercio, reparaciones, restaurantes y hoteles con una caída de 2,4% en los tres casos.

Por su parte, en la comparación interanual, todos los sectores contribuyeron positivamente al crecimiento del producto, a excepción de Suministro de Electricidad, Gas y Agua que se redujo en 31,3%, debido a la necesidad de recurrir a las centrales térmicas para generar energía .

El sector de la Construcción se mantuvo en el mismo nivel del año anterior, producto de un aumento de la construcción privada que fue contrarrestado por una caída de la inversión pública.

Por su parte, el sector agropecuario creció 1,8% en términos interanuales, lo cual se explica principalmente por un aumento en la producción de arroz. No obstante, se destaca una disminución de la producción ganadera, resultado de la menor faena evidenciada en el trimestre. En cuanto al comercio, restaurantes y hoteles, la expansión interanual de 6,6% se explica tanto por las mayores ventas de vehículos automotores como por la mayor demanda por turismo.

En el sector de Transporte y comunicaciones, el crecimiento interanual fue de 11,1%, mayormente debido a las altas tasa que sigue mostrando la telefonía celular y los servicios de transmisión de datos.