Suba fuerte del gasoil permite mantener precios de las naftas

El gobierno decidió subsidiar las tarifas de los combustibles con algo más de US$ 40 millones anuales (entre diciembre 2007 y diciembre 2008), aunque el gasoil cuesta desde hoy 11,8% más (subió $ 3,10) quedando al público a $ 29,60. La política de modificar impuestos a la baja, explicó ayer el Directorio de ANCAP, permitió mantener los precios de los tres tipos de naftas (Super, Premium y Especial), kerosén y supergás, a pesar de la suba constante que registra el valor del petróleo a nivel internacional. También desde hoy rige un aumento de 11,1% en el precio del fuel oil pesado.
El precio del boleto a la población no sufrirá cambios porque seguirá siendo subsidiado a través de un fideicomiso que financian los particulares con vehículos a gasoil. De todos modos el aporte para ese fideicomiso aumentó desde hoy a $ 1,91 por litro de gasoil comercializado.

“Nos encontramos en una situación impostergable de ajuste de tarifas”, dijo ayer a la prensa Daniel Martínez, presidente de ANCAP, quien hizo el anuncio de las nuevos precios acompañado del vicepresidente del ente, Raúl Sendic, y el director Germán Riet.

Con un escenario poco alentador de pérdidas acumuladas por ANCAP desde mayo pasado, de entre US$ 65 millones y US$ 70 millones –de esos montos unos US$ 23 millones se debieron a las importaciones de combustibles que hubo que hacer en julio y agosto por el paro técnico de la refinería– y el valor del barril de crudo rozando los US$ 100, se decidió un ajuste de tarifas que permitirá parar las pérdidas de la empresa y a su vez no presionar la inflación.

“Con Economía se buscaron fórmulas para amortiguar el impacto de la suba”, explicaron los jerarcas de ANCAP.

En concreto el Poder Ejecutivo aplicará subsidios. Se bajará por ley el Imesi a las naftas (proyecto de autoría del diputado nacionalista Alvaro Delgado), para permitir mantener el precio de las naftas al público. La carga impositiva de los combustibles repercutirá entre $ 2 y $ 4. Además la política oficial sigue siendo desestimular el uso de motores a gasoil.

Martínez explicó que de los US$ 40.424.000 con que Economía subsidiará las tarifas de los combustibles, US$ 27 millones van directo a las naftas y US$ 13 millones, que se obtendrán por recaudacióndel IVA al gasoil, se volcará para contener ajustes de ese combustible.

“Si no estuviera ese subsidio cada producto de ANCAP debería subir 13%”, dijo Martínez, quien explicó que con un crudo a casi US$ 100 el barril cerca del 70% del precio de los combustibles “es materia prima”.

Las autoridades de ANCAP que la empresa cerrará 2007 con un déficit de entre US$ 30 millones y US$ 40 millones y la intención es recuperar esa pérdida en los dos años y medio que restan de gobierno.