Suben carne y pollo pero gobierno asegura inflación dentro de meta

La carne destinada al abasto volvió a subir ayer, acompasando el incremento del precio del ganado gordo por la baja de oferta que continúa padeciendo el mercado. Los cortes vacunos con hueso subieron 8% ($ 6 el kilo) y los asados 11%. En tanto, el pollo aumentó $ 2 el kilo por el incremento del precio de las raciones (maíz y soja).

 

 

 

Entre enero y agosto, el precio de la carne vacuna subió 16,1% según los datos del Instituto Nacional de Estadística, mientras que el del pollo se redujo 13,9% en ese lapso. En el período, la inflación acumulada fue de 5,46% y en los 12 meses cerrados a agosto fue de 6,25%.

 

 

 

Consultado sobre cómo pueden impactar las nuevas subas sobre la meta de inflación del gobierno (de entre 3% y 7% anual), el vicepresidente de la República, Danilo Astori, dijo anoche a El País que «Uruguay va a terminar el año con una inflación dentro del rango».

 

 

 

Agregó que el gobierno «siempre puede tener a mano medidas de política económica monetaria para controlarla en caso de que ocurra algún desvío», pero «por ahora» no las cree necesarias.

 

 

 

Aunque los precios de los commodities están alcanzando niveles previos a la crisis global, Astori dijo que «aún con precios internacionales muy altos no creo que tengamos una inflación fuera de control».

 

 

 

En este marco, hoy se reunirá el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central (BCU) que decidirá si cambia o no la tasa de Política Monetaria (hoy en 6,25%) que utiliza para contener las presiones inflacionarias. Esto también puede influir en el dólar que ayer cayó fuerte (ver aparte). De todas maneras, se prevé que el BCU mantendrá la tasa.

 

 

 

ALZAS. El presidente de la Unión de Vendedores de Carne (UVC), Rafael Rodríguez dijo ayer a El País que los frigoríficos ajustaron un 8% el precio de todos los cortes con hueso ($ 6 por kilo) y elevaron 11% el precio de los asados, dejando igual las cajas con pulpas desosadas, que ya habían subido, semanas atrás, entorno a 13% y 15%.

 

 

 

La reciente suba agarra «desprevenidos» a los carniceros, que deberán trasladar el incremento a sus listados de precios. «La carne continúa siendo el producto que más rinde y el consumo venía bien. Ahora el carnicero no puede hacer nada», explicó.

 

 

 

La economista de Deloitte, Florencia Carriquiry, había señalado el martes a El País que de sostenerse la suba de los commodities, esto iba a implicar una mayor inflación en los alimentos y en particular destacó el aumento de los precios de la carne en el mundo que ya se estaban trasladando al mercado interno con «ajustes importantes».

 

 

 

Con este nuevo incremento y ante las estimaciones de que el faltante de ganado gordo se extenderá un par de meses, la UVC volverá a retomar los contactos con los frigoríficos brasileños buscando la posibilidad de importar cortes sin hueso.

 

 

 

Según informó ayer la publicación Faxcarne, la baja en la faena de animales ha llevado a que los frigoríficos estén operando a un 50% o menos de su capacidad. Si bien la semana pasada se pagó hasta US$ 3,20 el kilo de carne por novillos especiales, en la víspera las plantas manejaban un precio tope de US$ 3,15, rechazando precios superiores. La semana pasada, la faena de vacunos registró un nuevo mínimo en lo que va del año con 22.278 animales, lo que impacta en el precio.

 

 

 

Por otro lado, Rodríguez, dijo a El País que el pollo también está subiendo cada semana, dependiendo de cada avícola entre 3% y 5% el kilo.

 

 

 

El principal de Avícola del Oeste y directivo del Supra, Ernesto Frontini, dijo a El País que el último ajuste fue de $ 2 por kilo como consecuencia del alza del maíz y la soja, que «arrastra los precios porque aumentan los costos».

 

 

 

«Lo que se traslada al consumidor es la suba de las raciones», explicó. La cadena avícola utiliza un 60% de maíz y un 25% de soja para el engorde de los pollos. En los últimos dos meses el maíz subió 30% en los mercados internacionales y la soja lo hizo en un 11%.

 

 

 

Frontini dijo que igual el pollo con menudos al público no supera los $ 60. No obstante, esto dependerá de la tendencia de los granos. Analistas y operadores consultados por El País el martes coincidían en que se mantendrá una presión al alza de los mismos por buena demanda y efectos climáticos.