Superávit fiscal se alineó a meta con FMI

En junio el superávit primario había sido de 3,4% del PBI.

Además el gobierno comenzó a utilizar el plan piloto acordado con el FMI, para contabilizar como gastos de inversión a proyectos en sociedad con privados por el entorno de US$ 50 millones. Por ese monto el organismo permite un desvío fiscal de 0,3% del PBI al cierre del año. La primer inversión bajo esta modalidad es el dragado del puerto de Montevideo y su canal de ingreso a cargo de la Administración Nacional de Puertos (ANP) y una empresa privada, cuyo gasto en julio fue de US$ 3,9 millones.

Los ingresos del sector público subieron y totalizaron US$ 5.304 millones en los 12 meses cerrados a julio, eso supone una mejora de 0,83% respecto a los 12 meses cerrados a junio.

El incremento se explicó por la mejora en los ingresos del gobierno central, especialmente a través de la recaudación de la DGI que totalizó US$ 3.093 millones en los últimos 12 meses.

En tanto, los egresos del sector público cayeron 0,17% y totalizaron US$ 4.616 millones.

Por su parte, como el pago de intereses de deuda en relación al PBI permaneció casi igual (en 4,7%), el déficit fiscal global consolidado en los 12 meses cerrados a julio bajó de 1,2% del PBI a 1%. Lideradas por ANCAP, las empresas públicas tuvieron ganancias, salvo AFE y ANP.