Tarjetas magnéticas en ómnibus para marzo.

El director de Tránsito y Transporte de la comuna, Gerardo Urse, explicó a El Observador que se están testeando “las distintas funciones de las tarjetas en las cuatro cooperativas” de ómnibus de la capital, y que en unos diez días se probarán en Cutcsa.

Urse adelantó que “lo único que falta” son las pruebas que se realizan por estas horas, ya que el software de las máquinas que se colocaron en todos los ómnibus ya está instalado. La IMM prevé, en primera instancia, ubicar unos 40 locales de carga de las tarjetas en la ciudad, aunque el objetivo es que el número sea mayor para poder atender la demanda de los usuarios.

Movilidad. La reforma del sistema de transporte comenzó en los últimos meses de 2008 con los nuevos boletos electrónicos, pero continuará con las tarjetas magnéticas, carriles preferenciales y exclusivos en las principales avenidas de Montevideo, más y nuevos semáforos, nueva señalización, más frecuencias y nuevas flotas de ómnibus.

El Plan de Movilidad que lleva adelante la IMM tiene tres etapas, y se prevé que se desarrollen hasta 2020, pero la primera, hasta 2010 está completamente diseñada.

El pasado 30 de diciembre, el ministro de Economía, Álvaro García, y el intendente de Montevideo, Ricardo Ehrlich, firmaron un convenio que habilita la primera parte del préstamo aprobado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de U$S80 millones para la reforma del transporte. La IMM invertirá U$S20 millones en el proyecto, que deberán continuar las siguientes administraciones comunales.