Techint planea consolidar sus negocios en Uruguay.

«TECHINT, aseguran, no estaría convencida de suscribir un armisticio con la Casa Rosada. Según la versión, es la central de Milán la que sigue cari preocupación el proceso, al punto de considerar que si las cosas no cambian Tenaris podría iniciar el repliegue hacia Uruguay».
Este fragmento de un artículo publicado en el diario Clarín de Buenos Aires el 6 de setiembre parece no estar muy lejos de la realidad. La compañía ítalo-argentina Techint tiene firmes intenciones de ampliar sus negocios en Uruguay a partir del año que viene, a tal punto que en los próximos días el presidente de la multinacional, Paolo Rocca, llegará a Uruguay rodeado por sus más cercanos colaboradores y técnicos para mantener un encuentro cara a cara con quienes aspiran a ocupar el sillón presidencial del país a partir del año próximo: José Mujica y Luis A. Lacalle.
Altas fuentes políticas aseguraron a Ultimas Noticias que el grupo
Techint planea concentrar en Uruguay la comercialización internacional de la empresa más importante del holding, Tenaris, una decisión que tiene varias aristas pero que está enfocada principalmente a recortar gastos para enmendar las erosiones financieras provocadas por la crisis global y evitar mayores roces con el gobierno de Cristina Fernández, con quien existen más discrepancias que coincidencias.
En forma paralela, fuentes empresariales indicaron a Ultimas Noticias que el holding ya llegó a un acuerdo para ocupar un sector importante de oficinas en las selectas torres del World Trade Center, ubicado al lado del Montevideo Shopping Center y que es administrado por el estudio Luis Lecueder. En estas oficinas trabajarán más de cien funcionarios en una primera instancia. Techint ya cuenta con oficinas en Montevideo, situadas en la calle La Cumparsita, en barrio Palermo. Hace algunos meses atrás, varias versiones periodísticas provenientes de Argentina daban cuenta de la decisión del grupo ítalo-argentino de trasladar buena parte del personal que trabaja en las oficinas de Puerto Madero a un edificio de Montevideo. Ese lugar será el World Trade Center. De acuerdo a la información, allí se montará el fuerte de la división Ventas Internacionales de Tenadas, la principal empresa del holding Techint y líder mundial en su rubro, que se dedica a la producción de tubos de acero con y sin costura utilizados principalmente por la industria petrolera.
Por otro lado, según informó la prensa argentina hace algunas semanas atrás, a principios de mayo Techint inscribió la empresa Ternium Treasury Services. Esta empresa se dedicará al asesoramiento sobre operaciones comerciales, financieras y cambiarías, administración de fondos y cuentas, contabilidad y servicios de pagos y cobranzas, entre otras actividades. Apegar de que funcionará bajo la órbita de Ternium, estará abocada a atender las necesidades de Tenaris.
Techint tiene unos 23.000 empleados en todo el mundo, de los cuales 7.000 se encuentran en Argentina. En 2008, el grupo de la familia Rocca facturó más de 20.000 millones de dólares y logró ganancias por más de 3.000 millones de dólares.
Las paciones entre Techint y el gobierno argentino se fracturaron definitivamente cuando el gobierno de Venezuela decidió la estatización de tres empresas del grupo: Matesi, Tav-sa y Comsigua. Los empresarios le criticaron a Cristina Fernández la inacción del gobierno argentino frente a Chávez. El año pasado había sucedido lo mismo con la siderúrgica Sidor, por la que Chávez pagó un reembolso de casi 2.000 millones. La presidenta argentina criticó con dureza entonces a la familia Rocca por sacar ese dinero de Argentina, depositando buena parte en cuentas de Suiza.