Temen olvide Europa a Latinoamérica

Reunidos el 20 de febrero en la sesión de la Delegación de la Eurocámara para las relaciones con el MERCOSUR, los eurodiputados socialistas Rolf Linkohr y Jannis Sakellariou, advirtieron que ante las responsabilidades planetarias de Europa tras su ampliación al este y el Mediterráneo, se deberá de hacer un doble esfuerzo para que la comunidad no desatienda a Latinoamérica.

«América Latina merece mucha más atención de Europa, pero me temo que tras la ampliación tendremos menos tiempo para la región. No será un problema económico, sino psicológico», advirtió el parlamentario Rolf Linkohr.

Con la llegada de 10 socios, la Unión tendrá nuevos vecinos y la tendencia inevitable de las relaciones será hacia el Mediterráneo, Oriente Medio y Asia Central.

«¿Y qué sucederá cuando ingrese Turquía? Tendremos de vecinos a Iraq e Irán, por obligación nuestras miradas se dirigirán a esa zona», asegura Linkohr, un veterano defensor de los intereses latinoamericanos en el Europarlamento.

Este panorama preocupa particularmente a la región de los países andinos y centroamericanos quienes demandan negociar un acuerdo de asociación global como el que disfruta México y Chile con la UE.

El desvío de los intereses comunitarios, ya de por sí distorsionados por la crisis de la Constitución para Europa, el proceso de la ampliación y la crisis en Palestina, desvanecería las aspiraciones de las pequeñas naciones latinas.

Entre las instituciones comunitarias, no hay ninguna institución más pro-latina que el Parlamento Europeo, y en ese sentido la actual legislación que concluye sus tareas en junio, se esfuerza por comprometer a la comunidad con la región.

El eurodiputado popular Ignacio Salafranca giró instrucciones a la Comisión Europea para que redacte una comunicación que refleje hasta donde quiere llegar la comunidad en la Tercera Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la UE, AL y el Caribe que se celebrará en Guadalajara el 28 y 29 de mayo próximo.

Salafranca, al igual como exigió el Parlamento en la cumbre de Madrid hace dos años, quiere establecer fecha para la realización de acuerdos de asociación con los andinos y centroamericanos.

También sugiere la creación de un fondo de solidaridad para combatir la pobreza y afrontar las emergencias generadas por desastres naturales en la región.

La Comisión Europea se niega a asumir ambos compromisos argumentando que no hay necesidad de crear más instrumentos burocráticos y que deberá avanzar la integración en la misma región antes de asumir nuevos compromisos con Europa.

Según el alemán Jannis Sakellariou, el Parlamento europeo no debe permitir que por la ampliación disminuya el interés por latinoamérica que ya se ha ganado.

«Incluso se requiere de mayor atención ante la inestabilidad que registra en Haití y algunos países andinos», agrega el también alemán Linkohr.

Linkohr explicó que en la UE los españoles continúan presentes en el tema de América Latina, y otros países como Alemania también son atraídos por la región por motivos económicos o industriales, así como algunas organizaciones no gubernamentales (ONG) europeas.

La delegación para América del Sur del Parlamento europeo está integrada por unos 22 eurodiputados, sin embargo, a la cita de ayer sólo asistió su presidente, Linkohr, y los eurodiputados: José Ignacio Salafranca, Emilio Méndez del Valle, y Jannis Sakellariou.

En el encuentro se trató el tema de los preparativos para la reunión interparlamentaria a efectuarse en la ciudad de Puebla, del 17 al 19 de marzo entrante, con miras a elaborar un mensaje para la próxima Cumbre Euro-Latinoamericana de mayo.