Terminal de carga de Carrasco inaugura primera etapa

La primera etapa de obras de la nueva terminal de cargas del Aeropuerto Internacional de Carrasco será inaugurada en los próximos días. Esto se encuentra en el marco del proceso de concesión de la principal terminal aero-portuaria del país, que ha sido destacado en diversas ocasiones por parte de autoridades del sector público y privado.
El desarrollo del proyecto tiene un horizonte de largo plazo, considerando que la concesión se realizó a 20 años con opción a 10 adicionales. Esto hace que las inversiones continúen desarrollándose en forma independiente a la coyuntura actual de la crisis financiera global.
El operador de la terminal de cargas apuesta a desarrollar una terminal de primera línea, con altos estándares de seguridad y tecnología, que se transforme en un motivo de orgullo para el país y los actores que intervienen en el comercio internacional.
En tal sentido, los responsables de la empresa explicaron que se
apuesta a complementar la oferta logística del país, contribuyendo a hacer de Uruguay un centro de distribución regional de mercaderías. Esto está en sintonía con los conceptos vertidos por el sector público y privado en el evento Prolog, en donde la logística se ha consolidado como parte de una política de estado.
El concesionario dotará así al aeropuerto de una terminal de cargas adaptada a las exigentes necesidades del comercio exterior. A esto debe sumarse la posibilidad de operar en régimen de aeropuerto libre, algo inédito en las terminales aeroportuarias regionales. Esto complementa la realidad del actual puerto de Montevideo, que se ha constituido como hub regional. En ese sentido, los responsables indicaron que se brindará un excelente nivel de servicio a las importaciones y exportaciones, y se pondrá un especial énfasis en el desarrollo de servicios integrales para cargas en tránsito, lo que permite ser optimistas en cuanto al futuro incremento de la carga aérea que pasa por Montevideo.

La obra
El proyecto total es de 13.500 metros cuadrados, que superan ampliamente los 5.500 existentes hasta el momento. La nueva infraestructura contará con cerca de 10 mil metros cuadrados de depósitos y 3.500 adicionales destinados a oficinas. Dentro de esta superficie está prevista la asignación de espacio para oficinas de empresas y organismos intervinientes en las operaciones de comercio exterior, tales como la Dirección Nacional de Aduanas y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. También se contará con comodidades para servicios complementarios, sala de capacitación, salas de reuniones, cafetería y demás.
La nueva terminal se pondrá en funcionamiento en etapas. La primera -que se inaugurará próximamente- consiste en la terminal de exportaciones. Se trata de mi depósito de 2.200 metros cuadrados totalmente nuevo que sustituirá las instalaciones utilizadas hasta el momento, triplicando su superficie.
Contará con 11 docks de descarga para camiones, dos de los cuales permitirán la descarga directamente en la cámara refrigerada, que aumenta un 400% respecto a la superficie disponible hasta hoy.
Tendrá una antecámara que operará entre 12°C y 15°C, seguida de una cámara de 2°C a 8°C.
La carga llegará en forma directa a la cámara, en donde será preparada y acondicionada para su transporte, y saldrá al avión asegurando en todo momento la preservación de la cadena de frío.
Esto es particularmente importante para productos que requieren frío, como los arándanos, la carne o los productos farmacéuticos.