Terminó el paro; distribuirán toda la correspondencia en quince días

Una concurrida asamblea de funcionarios —con más de 500 personas— votó ayer por unanimidad el levantamiento del paro en el Correo, que se extendió durante 47 días, al aprobar la fórmula de acuerdo que negoció la dirigencia sindical con las autoridades postales y de los ministerios de Educación y de Economía.

En un clima de triunfalismo total, los dirigentes festejaron el acuerdo alcanzado y aseguraron que se lograron todas las reivindicaciones gremiales.

Las estimaciones oficiales indican que durante el mes y medio de paro se acumularon 1.200.000 envíos. Como parte de la salida al conflicto, el gremio se comprometió a distribuir toda la correspondencia retenida en sólo quince días y las autoridades aseguran que no se ha perdido una sola carta durante dicho período.

«Se trabajará la cantidad de horas necesarias. Es un compromiso del gremio, así que igual trabajaremos el doble de horas para normalizar la situación», dijo a El País el dirigente César Pedetti.

El principal punto de discordia con las autoridades era el descuento de los días no trabajados. Finalmente se llegó a una fórmula por la cual se descontará sólo 21 días a los funcionarios que pararon, teniendo en cuenta que el gremio mantuvo algunos servicios en pie y se comprometió a normalizar el servicio postal en quince días.

Hoy mismo se pagará el sueldo de agosto, gracias a una partida especial de Economía. Además, existe un compromiso de las autoridades de empezar a abonar las deudas que se habían generado con distintas cooperativas e instituciones, luego de no haber volcado las retenciones realizadas a los trabajadores.

«Consideramos que es uno de los triunfos más grandes que ha tenido el sindicato postal en su historia», sostuvo Pedetti, un rato después de que el gremio marchara hacia radio Centenario, como forma de darle las gracias a dicho medio por la forma en que cubrió el conflicto.

Los dirigentes sindicales indican que el gremio «sale fortalecido», y uno de los argumentos utilizados es que el 83% de los funcionarios acataron el paro, según cifras oficiales.