Tienda Inglesa: DGI presume defraudación.

El Director General de Rentas, Eduardo Zaidensztat, dijo ayer en conferencia de prensa que luego de constatar que no se pudo controlar las operaciones de la empresa, se presume que “se está ante una presunción por defraudación como lo estipula el artículo 96 del Código Tributario”.

El jerarca señaló además que «la normativa no es nueva», y fue puesta en práctica por anteriores administraciones.

En tanto, el ministro de Economía, Danilo Astori, dijo al portal Observa que apoya la actuación de la DGI ante el pedido de clausura de Tienda Inglesa.

La DGI indicó que en los próximos días clausurará por seis días la empresa debido a que no cumplía con la normativa legal. Zaidensztat señaló además que «la empresa puede apelar en el Tribunal de apelaciones y también interponer la excepción por inconstitucionalidad».

Según el jerarca, se exige a las empresas documentar sus operaciones según el decreto 597/88 y las resoluciones 688/92 o 411/99 para poder controlar sus ventas.

Los rollos de papel, donde se imprimen los tiques de las cajas, deben contener algunos datos preimpresos y solicitar constancia ante la DGI para imprimir los tiques.

Según la norma, deben emitirse resúmenes diarios de las operaciones y el informe de cierre de operaciones deben tener, el importe total de las ventas del día, el total del IVA correspondiente a dichas ventas, entre otros. Además indicó que «es obligación de la DGI aplicar la norma tributaria a los chicos y a los grandes, o sea, se debe controlar a los supermercados como a los almacenes de barrio, todos somos iguales ante la ley».

El jerarca afirmó que la sanción es para la empresa no para los trabajadores, por lo que si la empresa debe cerrar por seis días «deberá pagarle a todos los trabajadores porque cuando hay clausura tienen derecho de cobrar su sueldo».

Por otro lado, la DGI cerró hace dos semanas varios almacenes en San José y Florida y se tiene previsto cerrar otros tantos en Ciudad de la Costa ante irregularidades en la facturación.