TIFA: para Uruguay fue un comienzo auspicioso

En Uruguay hay 400 hectáreas plantadas de arándanos. En 2006 se exportaron 500 toneladas y en un par de años se podrá llegar a alrededor de 2.000 toneladas. En 2008 Uruguay estaría en condiciones de colocar importantes partidas de carne ovina en el mercado estadounidense. En cuanto a los cítricos, Uruguay no exporta a ese mercado desde hace 15 años.

La delegación uruguaya se reunió ayer, en horario matutino y vespertino, con su similar estadounidense, presidida por el representante alterno de Comercio, John K. Veroneau.

El secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández, flanqueado por el embajador Carlos Gianelli y el director de Política Comercial del Ministerio de Economía, Fernando Lorenzo, calificó de «muy auspiciosa la reunión conjunta sobre el TIFA «que había servido para plantear la metodología , el plan de trabajo y las fechas de reuniones y la agenda temática.

¿Qué solicitaron los americanos como contrapartida?

Lorenzo señaló que habían ofrecido un informe dejando constancia de las diferencias que existen en Uruguay en materia de tributación a las bebidas alcohólicas que marcan una discriminación hacia la importada en relación a la doméstica. Cuando se interrogó sobre los productos que deben enfrentar aranceles o subsidios como la carne y textiles, la respuesta fue unánime: «Uruguay plantea en las conversaciones todo lo que amplíe el acceso a mercados, aunque esos son rubros que ingresan dentro de las negociaciones multilaterales».

Fernández aclaró que «el proceso del TIFA recién empieza a andar, con un comienzo muy positivo, donde quedó en evidencia el interés de Estados Unidos en llevar adelante los planteos del presidente George W. Bush en la reunión con el presidente Vázquez en Anchorena» en marzo pasado.

¿El TIFA puede terminar en un Tratado de Libre Comercio?

«No hay ningún tipo de norma que establezca que el TIFA tiene indefectiblemente que llegar a un Tratado de Libre Comercio, puede ser un protocolo adicional al tratado de inversiones o un acuerdo bilateral u otra posibilidad. Pero tampoco hay que descartar que por el tratado marco, TIFA , se llegue a un TLC», respondió Fernández.

La importancia de la relación del comercio con Estados Unidos fue puesta de manifiesto en más de una oportunidad, recordándose que en los dos últimos años fue el primer cliente de nuestro país, con un porcentaje del 15% a 20% del comercio exterior de bienes y dentro del total un 17%.

Otro punto que Fernández enumeró fue el de la ampliación de algunos temas que no estaban previstos anteriormente como la cooperación, capacitación, biodiesel, medidas laborales y medio ambientales.

«Uruguay realiza una ofensiva para ampliar la producción que ingresa al mercado americano y la delegación de Estados Unidos escuchó la exposición y prometió estudiar los plantes con la más amplia y mejor buena voluntad», aclaró en una conferencia de prensa en la Embajada en Washington.