Trabas comerciales: comenzó a actuar comisión ministerial

La comisión interministerial que encomendó el presidente José Mujica a que analice la situación comercial con la República Argentina ya está trabajando y ayer martes recibieron a empresarios de los sectores de la vestimenta y de la cámara del libro, dos rubros que han denunciado reiterados problemas en materia de licencias automáticas con el vecino país.

Técnicos y jerarcas de las carteras de Exteriores, Industria y Economía están además llevando adelante un relevamiento de cada sector de bienes y también de los servicios, a fin de evaluar cada estado en el que se encuentran a nivel comercial y de exportación. Ese fue el requerimiento realizado por Mujica en la sesión del Consejo de Ministros último.

Esta nueva comisión es la tercera que se forma a nivel del Poder Ejecutivo, vinculada al comercio exterior, tras los problemas de intercambio con los países de la región, fundamentalmente con Argentina y Brasil.

Voceros del gobierno comentaron ayer a LA REPÚBLICA que en la misma comisión «no se descarta» en el próximo mes gestionar una reunión cara a cara con los responsables del Comercio a cargo del secretario de Comercio Interior de Argentina, Guillermo Moreno, para evaluar las condiciones de exportación e importación impuestas desde la otra orilla.

Nuevos mercados

Al mismo tiempo, desde el gobierno nacional se está evaluando la exploración de nuevos mercados «pero sin abandonar las negociaciones» con Argentina. Para ello ya se encomendó a las reparticiones vinculadas en el Ministerio de Relaciones Exteriores a coordinar con los operadores privados un sondeo en países de la región.

Desde el Poder Ejecutivo esperan alguna señal de los jerarcas argentinos «porque no descartamos que los responsables de comercio exterior estén sólo ajustando la política a aplicar», luego de que asumieran las nuevas autoridades a partir de la instalación de la nueva administración de la presidenta Cristina Fernández, se estima desde las esferas oficiales.

Como ejemplo de esta expectativa, ayer en la reunión entre los jerarcas del gobierno con los representantes de la industria de la vestimenta, se confirmó que se habilitó la exportación de prendas de la firma Zara, tanto en la licencia automática como en la declaración jurada, la que por las medidas de restricción había dejado de comprar a empresas de la vestimenta de nuestro país para abastecer sus locales instalados en la ciudad de Buenos Aires.

La empresa Zara se abastecía de confecciones uruguayas para sus tiendas en Uruguay, Argentina, Brasil y Chile. Pero, debido a las dudas que planteaban las licencias de importación que determina Argentina, la firma había cancelado los pedidos con aquél destino a las firmas uruguayas.

Las licencias no automáticas tienen un plazo actual de demora estipulado por el gobierno argentino de hasta 120 días, con lo que se excede el plazo de 60 días que establece la normativa de la OMC para esas licencias, recordó el vocero del gobierno.

A las próximas reuniones de la comisión interministerial se sumarán, además de los industriales, el sector exportador y el sindical «porque el mandato del Presidente es, primero que nada, solucionar los problemas puntuales que existen en los bienes y en los servicios para luego comenzar a explorar 8 o 9 medidas alternativas que determinen reglas claras en el comercio», sostuvo el vocero.

Trabas comerciales: comenzó a actuar comisión ministerial