Tras sismo, lluvias impiden rescate de miles en Indonesia.

«El número de muertos confirmados es de 551, pero podría llegar a 3.000», declaró ayer la ministra indonesia de Salud, Siti Fadilah Supari, contradiciendo la cifra de Naciones Unidas. «Tendremos números más fiables dentro de tres o cuatro días», afirmó. Y agregó: «el balance se basa en el recuento de cuerpos identificados, con nombres y direcciones».

Las autoridades y las agencias internacionales estiman que entre 3.000 y 4.000 personas siguen en la lista de desaparecidos después del terremoto del miércoles de la semana pasada, que tuvo una magnitud de 7,6 en la escala Richter.
La ayuda y los esfuerzos de rescate se concentrar en Padang, la capital de la isla indonesia de Sumatra, una ciudad costera de 900.000 personas donde varios edificios se desplomaron y centenares de personas murieron.

El sismo también fue devastador en Pariaman, donde las colinas que rodean la ciudad se desprendieron, lo que provocó un alud de lodo, piedras y árboles. Numerosos rescatistas, personal militar, agentes policiales y voluntarios excavaron entre los escombros con maquinaria pesada, que llegaron ayer para dar ayuda a los habitantes que hasta entonces cavaron con las manos y palas en busca de sus familiares que aún permanecen bajo tierra. Algunas mujeres lloraban en silencio mientras los cadáveres eran colocados en bolsas de un amarillo brillante.

El vicepresidente Yusuf Kala dijo que hay poca esperanza de hallar a alguien con vida. «Podemos estar seguros de que están muertos, por lo cual esperamos por los funerales», dijo a los periodistas.

En un área donde había cuatro poblados en Pariaman, ahora sólo hay lodo y palmeras despedazadas, mientras las laderas de las montañas se ven achatadas como si las hubieran desprendido de golpe.

Las aldeas «fueron arrancadas del suelo unos 30 metros de profundidad», dijo Rustam Pakaya, jefe del centro de emergencia del Ministerio de Salud de Indonesia.

Otro temblor. En tanto, un sismo de magnitud 6,1 se produjo ayer en Papuasia occidental, en el este de Indonesia, a unos 3.500 km de la zona del terremoto en la isla de Sumatra, anunciaron sismólogos.

El sismo se produjo en la mañana en Yakarta, a 123 km al noroeste de la capital de Papuasia occidental, Manokwari, precisó la Agencia Nacional de Geofísica. «No fuimos informados de heridos o de muertos por el instante. El sismo de Papuasia no tiene relación con el de Sumatra», dijo a Suharjono, responsable de la Agencia.