Tratado con EEUU enfrenta a las bases con el gobierno

Las bases del FA presentaron 46 firmas en la Mesa Política para convocar al Plenario Nacional para discutir el tratado, instancia que quedó definida para el 11 de febrero. Empero, la Presidencia de esa fuerza política y los sectores mayoritarios consideraron que la bancada de senadores puede hoy adoptar una posición respecto al tratado de inversiones porque, luego de cinco horas de discusión, la Mesa Política no lo logró. Esta “interpretación” irritó a los delegados de las bases de Montevideo, que se levantaron en plena sesión por considerar que se estaba “faltando el respeto a los organismos de izquierda”.

El presidente Tabaré Vázquez, en tanto, durante una cena en la residencia de Suárez y Reyes, encomendó anoche a los legisladores oficialistas que aprueben el tratado.

El mandatario dijo que “gobernar implica tomar decisiones difíciles” y que él “heredó” el tratado del anterior gobierno. Destacó que fue a negociar a Washington tres puntos sobre el acuerdo que la fuerza política le pidió para aprobarlo y que logró esos cambios, que calificó como “histórico”. Para Vázquez, no sería “ni bueno ni conveniente” que el tratado no sea aprobado. “Ahora les pido comprensión y respaldo”, dijo, según asistentes al encuentro, en el que además efectuó un informe político (ver nota aparte).


Las bases. En la tarde, el tratado de inversiones motivó fuertes discrepancias en la Mesa Política. Las bases, el Partido Comunista, el Movimiento 20 de Mayo y el Movimiento 26 de Marzo se mostraron en contra. El Partido Socialista, Asamblea Uruguay, el Nuevo Espacio, Alianza Progresista y la Vertiente Artiguista a favor. El MPP dejará a sus legisladores en libertad de acción en el caso que los órganos de izquierda no adopten posición.

La discusión fue ardua y duró cinco horas. Cuando promediaba la sesión, hubo un cuarto intermedio y se conformó una comisión para buscarle una salida al asunto. Allí el socialista Manuel Nuñez fue categórico. “Estamos sentando un precedente pésimo. Los tiempos de los órganos de la izquierda son lentos. Es inadmisible que la Mesa Política le marque los tiempos al gobierno y al Parlamento”, dijo.

El representante del Movimiento 26 de Marzo, Fernando Vázquez, sostuvo que se estaba haciendo “una maniobra” y que la discusión que se estaba dando era un invento porque un Congreso del FA de 2003 resolvió no efectuar acuerdos con EEUU. El presidente del FA, Jorge Brovetto, refutó los dichos de Vázquez y dijo que nunca se había adoptado una posición similar.

Las bases y el 26 de Marzo presentaron entonces una moción en la cual se instaba a los legisladores a no adoptar una posición mientras no se resolviera el asunto en el Plenario del 11 de febrero próximo, pero no prosperó. Ayer, tanto fuera de la sede del FA en la tarde, como en la residencia Suárez en la noche, decenas de personas protestaron contra la aprobación del tratado.