Tres departamentos concentran 66% de gente en seguro de paro.

Según datos del Banco de Previsión Social (BPS), el número de trabajadores en seguro de paro se redujo por segundo mes consecutivo en julio y se ubicó en el nivel más bajo del año.

El vencimiento de subsidios por seis meses a junio hizo que desde ese mes a julio 1.877 trabajadores salieran del seguro de paro. Esto se dio pese al incremento en las solicitudes que hicieron las empresas (ver aparte).

Las mayores disminuciones se dieron en Montevideo (913 trabajadores), Canelones (222 trabajadores) y Maldonado (338 trabajadores). Aún así, los tres departamentos se mantuvieron en julio como los de mayor número de personas en el seguro de paro.

En Montevideo, a julio, había 10.729 personas en el seguro, en Canelones 3.112 y en Maldonado 2.769.

En ese mes, los tres departamentos concentraban el 66,5% de los trabajadores en seguro de paro, seis puntos porcentuales más de los que representaban en enero cuando contaban con el 59% del total de los beneficiarios. El porcentaje ha ido creciendo con los meses.

Una de las explicaciones del incremento es que si bien en varios departamentos del Interior en lo que va del año el número de beneficiarios se ha reducido, en Montevideo, Canelones y Maldonado se ha mantenido prácticamente estable.

Los otros dos departamentos que se disputaron el cuarto lugar en tener la mayor cantidad de trabajadores en seguro de paro fueron Salto y Paysandú, lo que se explica por el alto desarrollo de sus capitales frente a otras del país.

En el caso de Salto, se nota una mejora de las empresas sustancial en lo que va de 2009. Pese a que en julio había 570 trabajadores en el seguro de paro en ese departamento, en enero había 1.839. La reducción no fue de igual magnitud en Paysandú, en donde a julio había 1.302 trabajadores recibiendo el subsidio, 94 más que en junio aunque menos que los 1.725 que había en enero.

En donde el número de empleados enviados al seguro tuvo un fuerte crecimiento en julio fue en San José con la incorporación de 375 empleados. Estos beneficiarios de los subsidios coinciden con el cierre temporal de la planta frigorífica de Inaler en San José, los que serán retomados hoy.

Entre los departamentos con menor cantidad de trabajadores en el seguro de desempleo están Flores (126), Durazno (264), Florida (304) y Lavalleja (310). En todos los casos los datos a julio representaron una disminución de entre 21% y 5% respecto al mes anterior.

SECTORES. En los datos de seguro por desempleo según sector se observa como la industria manufacturera que había pegado un salto respecto a la construcción -sector que se caracteriza por tener la mayor cantidad de trabajadores en seguro de paro por ser tareas a término- viene reduciendo la brecha.

De hecho, en julio la construcción pasó a ser el sector con mayor número de trabajadores en el seguro de paro alcanzando a 5.641 personas, 640 menos que las que había en junio (6.281). En tanto, la industria manufacturera al cierre de julio contaba con 5.506 trabajadores en el seguro de paro. Esto representa 820 menos que en junio cuando lideraba en cantidad de beneficiarios.

Según la Encuesta Mensual de la Cámara de Industrias, los empresarios se muestran menos pesimistas sobre el futuro de la economía, de sus empresas, exportaciones y mercado interno lo que estaría indicando que la reversión del incremento en la cantidad de trabajadores de dicho sector en el seguro podría reducirse aún más en el futuro de mantenerse el optimismo.

«En julio, todos los indicadores de expectativas empresariales se movieron al alza, al igual de lo sucedido en los meses previos. Dicho comportamiento estaría reflejando un menor pesimismo de los empresarios», sostuvo el informe de la gremial.

A los trabajadores de la Construcción e Industria Manufacturera le siguieron en cantidad de empleados en seguro de paro los del comercio al por mayor y al por menor, reparación de vehículos de motor y de motocicletas, que tenía 4.094 en el seguro en julio. Seguido estaban los de producción agropecuaria, forestación y pesca (2.828) que en varios departamentos superaron en importancia a los del comercio.

Parte de esto se vio en los datos de desempleo del segundo trimestre. Los sectores más afectados en el período mencionado fueron el agro (con una pérdida de 13.000 empleos respecto al primer trimestre) y la construcción (con una destrucción de 9.000 empleos).

En menor medida hubo envíos al seguro de paro en transporte y almacenamiento (1.197), alojamiento y servicios de comida 917, actividades profesionales, científicas y técnicas (728). También en actividades inmobiliarias (648), actividades de los hogares en calidad de empleadores, actividades indiferenciadas de producción de bienes y servicios de los hogares para uso propio (567), otras actividades de servicio (560), actividades administrativas y servicios de apoyo (557) e informática y comunicación (422).