Tristeza y furia en EEUU por muerte de mineros

Las familias que hacían guardia en la iglesia rompieron en cánticos al ser informadas inicialmente que 12 de los 13 trabajadores habían sobrevivido. Tres horas más tarde, su júbilo se convirtió en desolación.

La gente comenzó a marcharse de la iglesia en estado de shock y llorando, luego que funcionarios de la mina les confirmaran a los familiares la dura noticia de que sólo uno de los mineros sobrevivió al incidente. Algunas personas estaban furiosas y frustradas al saber que la compañía minera International Coal Group (ICG) demoró tres horas en corregir la información. “Lloramos la muerte juntos, nos comunicamos mutuamente, gritamos juntos… pero luego vimos nuestras esperanzas renacer, y eso es algo que no se le hace a la gente, simplemente no se hace”, dijo a la cadena de televisión CNN Anna Casto sollozando, cuyo primo es una de las víctimas.

“El informe inicial de los equipos de rescate del comando central informó sobre múltiples sobrevivientes, pero esa información fue un malentendido”, dijo a la prensa Ben Hatfield, presidente y director ejecutivo de la ICG.

Interrogado sobre cómo pudo provocarse un error tan grave en la información, Hatfield dijo que la compañía ICG había tomado todas las precauciones para asegurarse que la información era correcta, pero que una «mala información» tomada del equipo de rescate fue retransmitida sin querer al exterior.

“Lo que pasó fue que en unas vagas conversaciones efectuadas por teléfonos celulares apareció esta mala comunicación con el equipo de rescate subterráneo al centro de mando y eso fue recogido por varias personas que simplemente oyeron por casualidad esas conversaciones”, explicó. (AFP)