Turismo: bajan precios y recurren a promociones para salvar febrero

La caída de la actividad turística que se ha verificado este mes en Maldonado y Rocha no solo ya se reconoce y admite por parte de todos los operadores privados y por los jerarcas públicos si no que, además, es visible a los ojos de cualquiera que haya transitado los balnearios a comienzos de enero y en los últimos días.
Tenue quedó ya el recuerdo de los primeros días de enero, cuando a los turistas desprevenidos que llegaban a los balnearios sin reserva previa les era casi imposible conseguir alojamiento, cuando las largas filas en las cajas de los supermercados desalentaban a los quisquillosos y cuando era común ver personas a la espera de mesas vacías en los restaurantes atestados de consumidores.

En contrapartida, actualmente los hoteles tienen casi la mitad de sus habitaciones disponibles pese a bajar las tarifas, en algunos casos entre 20% y 40% en relación a enero; el mercado de alquileres está casi paralizado pese a que los precios cayeron hasta 30%; los restaurantes comenzaron a reducir su personal y a cortar las horas extras; y los supermercados iniciaron el remarque de precios pero hacia abajo, para beneplácito de los asalariados locales.

En plena avenida Gorlero, frente al Casino Nogaró, en Punta del Este, un local de venta de ropa ofrece prendas en liquidación. Las polleras de lino se negocian a partir de los $ 99 y el local permanece atestado de gente.

En la parada 3 de la playa Mansa, el acomodador de autos que hace 25 años realiza la tarea en ese mismo lugar se queja de que no solo hay una descenso notorio en la cantidad de turistas, sino también en el volumen de las propinas. “En los primeros días de enero hice un promedio de $ 500 por día y ahora tiro cuetes si llego a los $ 250”, dijo a El Observador Darío Machado.

En las grandes cadenas de supermercados presentes en Punta del Este los precios volvieron a los niveles de noviembre. En uno de ellos se promociona como gran oferta en $ 85 un kilo de nalga, casi $ 30 pesos menos de lo que costaba en pleno auge de la temporada.

Una casa de venta de muebles antiguos muy frecuentada por los turistas extranjeros anuncia en el centro de Maldonado rebajas del 30% en sus precios por el mes de febrero. En Punta Shopping se realizan jornadas especiales de venta con ofertas de descuentos del 20%. Los comerciantes del centro de Maldonado rifan un automóvil cero kilómetro entre sus clientes.

En Rocha, el diario El Este informó el lunes que desde La Paloma hasta la Barra de Chuy la actividad mermó en más del 50% en relación a enero.

Marzal Saldivia, inmobiliario de la zona del Chuy y La Coronilla dijo que La Barra del Chuy “está semivacía” y valoró la merma de visitantes “en 80%”. En La Paloma el consumo de agua potable se redujo en febrero en 50% y el servicio está muy lejos de operar exigido al límite como estuvo en pleno enero, cuando algunas manzanas permanecieron sin el servicio.

El presidente de la Cámara Empresarial de Maldonado y Punta del Este, Juan Pígola, indicó a El Observador que la actividad en los comercios adheridos a la entidad cayó entre 15% y 20% en relación al año pasado. “Lamentablemente fue lo que estimamos al comienzo de la temporada, cuando otros hacían anuncios halagüeños, y no nos equivocamos. No sé si no nos quedamos cortos”, enfatizó.

En ese contexto, los operadores aun aguardan con cierta expectativa que los turistas les sorprendan con una llegada masiva en la semana de Carnaval, lo que sería un analgésico para calmar los dolores de cabeza que por ahora les ha deparado febrero.

Pero todos coinciden que si el gobierno no consigue una salida rápida a la problemática del corte de rutas en la provincia de Entre Ríos, las expectativas se harán añicos.

En este sentido el presidente de la Corporación Hotelera de Punta del Este, Pablo Cavaza, dijo que el gobierno no actuó con la rapidez debida en torno a la problemática surgida por la instalación de las plantas de celulosa en Fray Bentos.

“Recién esta semana el presidente de la República le pidió a Kirchner que actúe para que se terminen los cortes y los piquetes. Me parece que se reaccionó en cámara lenta”, dijo Cavaza.

POR HORACIO PINTOS CORRESPONSAL EN MALDONADO