Turismo insta a operadores a ser ‘sensatos’ con los precios.

A nivel oficial se estima que el incremento razonable en dólares debe rondar el 10%, pero a nivel de alquileres se habla de un aumento del 15%.

LA TEMPORADA turística está a punto de comenzar y según dijo Lescano a Ultimas Noticias «se espera con un optimismo sereno, sin estridencias». A nivel oficial se estima que este año se producirá un aumento en el número de visitantes y divisas generadas por el sector, que ya en 2009 superará los 4.200 millones de dólares de ingreso.
Lescano dijo que son perspectivas muy buenas teniendo en cuenta que los efectos de la crisis internacional están pasando y se han superado los problemas sanitarios que ocasionó la Gripe A y afectaron a las vacaciones de invierno.
«Las consultas que hemos hecho con operadores privados y las divisiones de turismo departamentales arrojan resultados alentadores y pensamos que puede ser una temporada similar a la del año pasado o incluso con un incremento de entre el 5 y 10% en cantidad de turistas y divisas que ingresen al país», sostuvo Lescano.
No obstante, el valor del dólar enciende una luz amarilla en función de que Uruguay puede presentarse menos competitivo que otros destinos turísticos de la región, por esa razón, Lescano pide «cautela» a la hora de fijar precios. «Frente a Brasil estamos muy bien, esperando la llegada de un importante núcleo de turistas de ese país mientras que si bien con Argentina estamos un poco por encima en materia de precios, ese país también tiene un nivel de inflación que a veces no se refleja en los números oficiales públicos y hay un encarecimiento interno que podría beneficiarnos. Además, la venida de argentinos no se define por un dólar más o menos sino por el conjunto de elementos que Uruguay sigue ofreciendo como destino turístico». Lescano cree que la fidelidad de los argentinos con Uruguay se ha mantenido e incluso se espera un aumento de turistas de ese país. «Esperamos que los precios no se disparen, que prime una sensatez básica sobre todo en el mantenimiento de una relación adecuada entre la calidad del servicio y su precio», dijo Lescano. El ministro informó que se llevaron adelante reuniones con operadores de todas las cadenas de supermercados presentes en Punta del Este y se alcanzó un acuerdo para formar una «canasta turística» de alimentos, artículos de limpieza y algunos productos suntuarios a precios razonables.
El subsecretario de la cartera, Antonio Carámbula, dijo a Ultimas Noticias que se habló con la Cámara Uruguaya de Turismo y se pidió un esfuerzo para «que se mantenga el nivel de precios en dólares, lo cual no es fácil, pero en general tampoco nos hemos encontrado grandes sorpresas».
En tanto Lescano dijo que «el aumento de los alquileres es razonable
teniendo en cuenta el tipo de cambio. De acuerdo a los números que manejamos en el ministerio, pensamos que un 10% sería un ajuste razonable que podría compensar esa diferencia de ingreso.
Pero creo no equivocarme si aseguro que todos los operadores comparten que hay que mantener la sensatez con los precios porque el futuro da para mucho en el futuro y no hay que matar a la gallina de los huevos de oro». Pedro Gava, presidente de la Cámara Inmobiliaria del Uruguay, dijo a este matutino que los precios en dólares, en promedio, aumentaron un 15%, un 5% por encima de las previsiones oficiales. «Los alquileres en pesos son más bajos que el año pasado pero el costo de vida también ha subido. Las tarifas las fijan la oferta y la demanda, pero calculamos ese incremento y la causa es la política monetaria, Uruguay tiene un peso fuerte y si bien el dólar bajó un poco a nivel internacional, no lo hizo como para justificar esa barbaridad que ha aumentado el peso frente a todas las monedas «, indicó Gava.
Por su parte, el presidente del Centro de Hoteleros de Punta del Este, Fernando Massa, indicó a Ultimas Noticias que no subirá la tarifa en los hospedajes a pesar de la caída del dólar. El empresario precisó que se sacrifica el aumento de los precios para asegurar el nivel de ocupación. «Sabemos que, en pesos, vamos a estar ganando menos porque el verano pasado el dólar estaba a 24 y hoy a 20 pesos, pero tenemos la competencia del turismo interno en Argentina y son precisamente los argentinos que se hospedan en hoteles de dos y tres estrellas los que hacen que la temporada sea rentable», explicó. Asimismo, advirtió que en casos puntuales pueden darse leves subas para cubrir costos; las mismas no superarían el 10%.