Un ALCA que no impida ni imponga

DECLARACIONES A LA PRENSA DEL CANCILLER INTERINO, GUILLERMO VALLES, EN EL EDIFICIO LIBERTAD
24/10/2003

PERIODISTA: ¿No se concretaron los anuncios, o las expectativas que se tenía de una apertura del mercado de los Estados Unidos tras la vista del Representante Adjunto de Comercio de los Estados Unidos, Peter Allgeier?

VALLES: La pregunta es sobre si se concretaron expectativas. Yo me pregunto, quién tenía las expectativas de una apertura del mercado de los Estados Unidos.

Lo que nosotros tuvimos ayer fue la visita del segundo en materia de Comercio Exterior de Estados Unidos, qué estaba en una visita regional. Hablamos de todos los temas qué tenemos para hablar con Estados unidos en materia de comercio a nivel multilateral, a nivel regional, hemisférico en las Américas, en el ALCA y a nivel bilateral.

Esta visita tenía por objeto hablar de cómo vamos hacer con las negociaciones que tenemos por delante en el ALCA entre los 34 países del hemisferio americano.

PERIODISTA: ¿Es cierto que se va a anunciar el resultado de las conversaciones que apuntan a aumentar sustancialmente la exportación uruguaya de carne, lácteos, pescado y granos un poco más adelante? O sea que se habla de otras conversaciones que hacen mucho más a la relación directa entre Estados Unidos y Uruguay.

VALLES: Así es. Le puedo decir concretamente es que las conversaciones se centraron en primer lugar en los temas del ALCA, ese era el objeto de la visita. Obviamente nosotros seguimos conversando, no comenzamos ayer sino que seguimos conversando sobre la forma que podemos encontrar a nivel multilateral, regional o si fuera el caso bilateral para ampliar nuestras exportaciones, nuestros comercios, para ampliar nuestra generación de puestos de trabajos, que es la prioridad número uno del gobierno. Si eso pasa por una agenda bilateral así lo haremos.

Hoy estamos concentrados en la tarea que tenemos, y en la responsabilidad que tenemos de aquí hasta fines de noviembre, porque a fines de noviembre existirá una reunión de Ministros de todo el hemisferio para ver cómo hacemos para avanzar en el último año que queda en nuestro propósito de llegar con éxito a un Área de Libre Comercio en el Hemisferio.

PERIODISTA: ¿Sólo en eso se centró la conversación?

VALLES: No, hablamos también de nuestros intereses, obviamente en el campo del comercio bilateral con los Estados Unidos.

PERIODISTA: ¿Se pidió una apertura de vinculo comercial en cuanto a rubros importantes para Uruguay, como la carne, lácteos, y granos?

VALLES: No es que Uruguay haya pedido en está oportunidad. Uruguay en todas las circunstancias en las que estamos negociando con los Estados Unidos y con otros países estamos tratando permanentemente de buscar todas las posibilidades legales, todas las posibilidades de negociación, de explorar todos los caminos. Entonces no es que esta oportunidad haya sido algo excepcional en esa materia, lo venimos haciendo siempre y no nos ahorramos, ni en está oportunidad ni en las futuras de explorar todos los caminos llámense negociaciones hemisféricas, como las que estamos tendiendo, llámense negociaciones multilaterales, llámense compras que pueda hacer el gobierno de los Estados Unidos en base a los estatutos internos de los Estados Unidos. Todas las posibilidades, no nos ahorramos ningún esfuerzo.

PERIODISTA: ¿No confía en la posibilidad de generar expectativas en cuanto a algún tipo de apertura especial de Estados Unidos?

VALLES: Yo no genero expectativas, ni hago expectativas. Busco todas las oportunides y trato de generar todas las oportunidades posibles de hacer en la diplomacia uruguaya. Nos manejamos siempre con prudencia en todas las negociaciones para no hacer anuncios anticipados. Pero no es que aquí haya algo a la vuelta de la esquina que estemos ocultando.

PERIODISTA: ¿Se esperan anuncios de algún tipo de Estados Unidos en los próximos días?

VALLES: No. Lo que estamos haciendo es trabajar en forma permanente.

PERIODISTA: ¿El tema principal fue el ALCA?

VALLES: Básicamente ALCA porque es la preocupación que tenemos. Además allí estamos generando oportunidades de comercio no solo con Estados Unidos, también con Canadá, con los 34 países.

Nuestra ambición es llegar a un marco amplio en esa materia. A una efectiva área de libre comercio como nos hemos propuesto desde 1994 y hemos ratificado permanentemente.

Uruguay en días pasados, a comienzos de octubre, en la última reunión de Ministros justamente lanzó su visión del ALCA, que es justamente esa, de tener una liberalización completa en materia de comercio de bienes agrícolas e industriales con un período de transición de 15 años, eliminando los subsidios a la agricultura, a las exportaciones de los productos agrícolas desde le primer día. Además hay un concepto que me interesa subrayar en este momento delicado de la negociación: Uruguay lanzó la idea allí de un ALCA que no impida a los países que tenemos esta visión amplia, abarcativa, exigente, ni imponga a aquellos países que por sus propias condiciones internas, por sus propias situaciones políticas, económicas, sociales, no puedan acompañar esto.

PERIODISTA:¿Para Uruguay también puede haber ALCA sin Brasil?

VALLES: Nosotros estamos buscando para que haya un ALCA para los 34 países, para todos. Estamos negociando por otra parte en conjunto con el MERCOSUR. Lo que deseamos es que haya un ALCA para los 34 países y nos hemos comprometido a hacer todos los esfuerzos para ello. Queda muy poco tiempo para la finalización de la negociación que debería ser hasta comienzos del 2005 y, en particular, mucho menos tiempo para la reunión ministerial, la última reunión que tendríamos a fines de noviembre en México. El Uruguay está haciendo todos los esfuerzos al interior del MERCOSUR y al interior de los 24 países que componen el hemisferio para alcanzar en tiempo un acuerdo.

Nosotros inclusive, lanzamos la idea de un ALCA que no impida ni imponga. Esa digamos que es la frase que sintetiza las ideas. Lo mencionamos el 4 de octubre en la última negociación que tuvimos del ALCA en una idea que comienza a tener su espacio. Lo recordaba el Presidente Lula en el día de ayer, no, anteayer, al abrir un seminario en el Congreso brasileño. Qué quiere decir un ALCA que no impida ni imponga.

Bueno, nosotros hemos manifestado cuál es el tipo de ALCA que nosotros estamos imaginando.

El ALCA no existe, lo tenemos que construir. No algo que… una construcción, un modelo que ya esté adoptado y que los países participen o no participen lo tenemos que construir entre todos. En esa construcción lo planteamos nosotros es una visión ambiciosa de liberalización profunda del comercio, que nos abra oportunidades a países como Uruguay de acceder a los mercados de todos los países, que existan normas. Esto es una cosa bien importante. Cuando hablamos de una zona de libre comercio a veces hablamos como si fuera solo de eliminar aranceles. Lo que es importante es que tengamos normas, sobre todo, los países pequeños, necesitamos normas, normas hemisféricas que cubran el conjunto de los países. Que se eliminen los subsidios de las exportaciones de los bienes agrícolas desde el día número uno del acuerdo. Que se neutralicen los efectos distancivos, porque a parte de los subsidios a las exportaciones hay subsidios internos que afectan también el comercio. Tenemos que encontrar la forma de neutralizarlos. Tenemos que hablar de servicios, sin ninguna duda.

El comercio de servicios es muy importante, en particular, para países como el Uruguay, fuerte exportador de servicios profesionales, de servicios de software. Nosotros el 4 de octubre anunciamos una visión del ALCA, una visión detallada y lo que dijimos al final es justamente, reconocemos que hay diferencias, vaya que las hay, entre los 24 países del ALCA: condiciones históricas, sociales, políticas que hacen que los países puedan o no acompañar distintos grados de compromiso.

Evaluemos la posibilidad de un ALCA que no impida ni imponga. No impida concretar a los países que tenemos un alto nivel de ambición esa ambición y a los que, por su propia situación nacional, de su realidad nacional, no estén en condiciones de hacerlo, bueno, adoptemos lo que es en Europa se ha dado a llamar geometrías variables, no. Esas son las modulaciones en tiempo y la distancia que tenemos que seguir explorando también.

PERIODISTA: Usted hablada de un pedido de eliminación total desde el comienzo de los subsidios a las exportaciones de los productos agrícolas. Ese es el tema clave mundial si se quiere. ¿Está dispuesto Estados Unidos a aceptar esto?

VALLES: Justamente fue uno de los puntos que estuvimos conversando con Allgeier. Él nos comentaba que están dispuestos a ingresar en una negociación en esa materia en la medida que también se asegure que en el hemisferio no ingresarán productos agrícolas desde otras regiones con subsidios a las exportaciones. Es decir que lo que nuevamente tenemos que hacer acá es declarar que el ALCA será una zona libre, totalmente libre de subsidios de productos agrícolas.

PERIODISTA: Es un requisito bastante fuerte lo que plantea Estados Unidos. Esto implica decir que si entran productos fuera del ALCA subsidiados, nosotros no estamos dispuestos aceptar. ¿Esto es, se baja la cortina para los productos que ingresen de otros puntos del mundo, o no sé, volvemos otra vez al tema de las negociaciones?

VALLES: No hay nada imposible, porque eso es técnicamente practicable. Hay soluciones para que no se beneficie del acceso a nuestro continente productos agrícolas que tienen subsidios dirigidos directamente a la exportación.

PERIODISTA: ¿Aranceles especiales?

VALLES: Exactamente, pueden haber fórmulas arancelarias, hay toda una serie de mecanismos de política comercial que son…. es practicable eso.

Lo que tenemos que hacer, y esa es la apuesta de Uruguay, es no retirarnos de la negociación. No decir: «bueno, vamos sacando piezas de la negociación con lo cual nos quedamos sin nada». El esfuerzo que tenemos que hacer hasta último momento es de entrar en la negociación. Esa ha sido la apuesta de Uruguay bien clara.

PERIODISTA: Usted comparte lo que dijo Allgeier estableciendo una analogía entre lo que es el ALCA y la Unión Europea, en relación a que no todos los países ingresaron en el mismo momento.

VALLES: Él está compartiendo un concepto nuestro. Esta idea la empezamos a explorar en conjunto con el MERCOSUR y Uruguay la avanzó: lo que llamamos de acuerdos plurilaterales. Es decir, acuerdos que tengan un alcance limitado para algunos países, más amplios para otros. Éstas podrían ser algunas de las ideas que estamos explorando, porque tenemos que ir construyendo esto entre todos.

PERIODISTA: Según fuentes de El Observador especulan con la posibilidad que el Presidente Batlle y el Canciller Didier Opertti viajen a Estados Unidos para firmar los acuerdos con altas autoridades de ese país. También consideraron posible que los anuncios sean realizados en Montevideo con la presencia de un alto funcionario del gobierno de Estados Unidos.

VALLES: No, no. Realmente digo que por lo pronto no tengo ninguna información de ese tipo.

PERIODISTA: ¿Es muy fuerte el planteo no?

VALLES: Sí, confieso que sí. Pero no conozco, Guillermo Valles no conoce de ninguna instancia en ese sentido.

PERIODISTA: Ayer el Presidente -y creo que usted mismo- reconoce que no fueron invitados a participar en el Consenso de Buenos Aires firmado por Brasil y Argentina.

VALLES Así es.

PERIODISTA: ¿Cómo se explica eso?

VALLES: Bueno, no es que yo tenga que explicar nada. Digo simplemente que frente a una pregunta si fuimos comunicados oficialmente sobre el consenso de Buenos Aires o sí fuimos invitados, digo que no lo fuimos. Y que en lo que a mí respecta, y entiendo que al señor Presidente también, tomamos conocimiento por la prensa del Consenso de Buenos Aires.

En lo particular le confieso, no me inquieta. Las relaciones bilaterales entre los países siguen existiendo a pesar del MERCOSUR. El MERCOSUR no impone un canal cuatripartita único. Nosotros hemos tenido reuniones con Brasil donde hemos emitido comunicados conjuntos. El Presidente Batlle visitó Brasilia, recibimos el 7 de octubre a la Canciller del Paraguay, emitimos comunicados. Este es un comunicado que por su título llama la atención y tiene -parecería tener- una vocación importante. Abarca un montón de temas, algunos más generales, algunos son más bien de tono declarativo y de principio, todos importantes.

Argentina y Brasil entendieron que era momento interesante de reafirmar algunos principios, muchos de ellos los compartimos y muchos de ellos han integrados tanta declaraciones también nuestras.

Hay algunos aspectos específicos. Pero es bueno que los países expresen sus opiniones, sus objetivos. Yo lo veo con un grado de desprejuicio importante. Comentaba con algunos amigos que quizás en la experiencia europea, vi como los 15 países de Europa en un esquema de integración muy afinado y bastante acabado, siguen teniendo opiniones diferentes. Allí a veces hay reuniones entre pares de países o más de pares de países.

Los países industrializados en Europa siguen participando en el G 7 o G 8 según sea en forma individual de pertenecer a una unión económica y monetaria.

PERIODISTA: Los equilibrios del MERCOSUR son distintos.

VALLES: Tiene toda la razón del mundo. Nuestros equilibrios son diferentes. Pero Uruguay lo que debe seguir buscando es una participación activa en el MERCOSUR como la que tenemos. No nos sustraemos a la misma, a los debates más estratégicos del MERCOSUR, los seguimos haciendo. Cuando recibimos planteos como el de tener un Parlamento de MERCOSUR, el Ejecutivo se expresa, el Parlamento se expresa.

No tenemos que tener ni temores… la vieja y querida frase de nuestro héroe «Con libertad no ofendo ni temo», nadie me ofende, ni nadie me provoca temores.