Un año de una tregua que llega a su fin

Ayer, helicópteros israelíes han lanzado al menos tres misiles contra el norte de la franja de Gaza, poco después de que milicianos palestinos lanzaran un cohete Al-Kasam contra suelo israelí, informaron fuentes de seguridad palestinas.

Y ese, con mayor o menor intermitencia, fue el tono de convivencia durante la tregua.

Con el bombardeo, Israel dio comienzo a la operación «Cielos Azules» con la que ha establecido una zona de exclusión en el norte de Gaza y con la que pretende frenar el disparo de proyectiles contra localidades israelíes.

Además, Israel comenzó a disparar su artillería sobre un territorio de la Franja de Gaza a fin de crear esa zona de exclusión.

Horas antes, aviones israelíes arrojaron panfletos sobre Gaza advirtiéndole a los civiles que se mantengan alejados de la zona limítrofe, y militares israelíes se reunieron con sus contrapartes palestinos a fin de explicarles la medida.

Los israelíes han advertido que dispararán contra todo el que cruce en la zona de despeje, que está despoblada.

TREGUA.Violada en varias oportunidades por los grupos palestinos más radicales y por los ataques del ejército israelí en los territorios palestinos, la tregua informal frenó al menos la espiral de la violencia mortífera que estalló desde setiembre de 2000.

Observada de hecho desde el 21 de enero, esta tregua lograda por el presidente palestino Mahmoud Abbas fue formalizada durante un diálogo entre los grupos palestinos en el mes de marzo en El Cairo.

En esa ocasión, los grupos radicales se comprometieron a respetar un «período de calma» hasta fines de año, con la condición de que Israel cesara sus agresiones.

Más de 150 palestinos y más de 30 israelíes fueron muertos durante este periodo, pero la cifra representa menos de una quinta parte del promedio anual de muertos desde que comenzó la Intifada.

La inmensa mayoría de la víctimas son palestinas.

Cuando faltan unas horas para que caduque la tregua, los grupos radicales como el Hamas, estiman haber ofrecido un respiro «gratuito» a Israel y parecen poco dispuestos a prolongarlo.

El presidente del buró político de Hamas, Jaled Mechaal, afirmó el 9 de diciembre desde Damasco que su movimiento no prolongaría la tregua, suscitando violentas críticas de la Autoridad Palestina y de Washington.

El portavoz del movimiento en Gaza, Sami Abui Zuhri, se manifestó más prudente, pero dejó entender que el Hamas no se sumaría a una nueva tregua en el contexto actual.

«Una tregua unilateral es inútil. Tendría que ser recíproca y el enemigo israelí debe respetarla primero», agregó.

Israel dio a conocer en varias oportunidades que no participaba de esta tregua «interna» de los palestinos y que seguía exigiendo el desmantelamiento de los grupos armados.

El Yihad islámico, que reivindicó los cinco últimos atentados-suicidas cometidos en Israel, afirmando cada vez que respondía a violaciones israelíes, no considera en absoluto necesario prolongar una tregua que nunca ha sido realmente respetada.

«El enemigo debe comprender que debe restituir al pueblo palestino sus derechos y cesar su agresión. Prolongar la tregua le daría la ocasión de atacar a la resistencia, en especial al Yihad islámico», declaró un jefe del movimiento en Gaza, Jaled Al-Batsh.

El ejército israelí asesinó a varios militantes y dirigentes de este movimiento en los últimos meses, después de que reivindicó varios atentados.

Para Al-Batsh, la tregua actual sirvió sobre todo a los intereses de Israel permitiéndole retirar su ejército y sus colonos de la franja de Gaza en setiembre sin ser atacado por los palestinos.

El término de la tregua coincide con un aumento de la tensión en la franja de Gaza, donde el ejército israelí comenzó a imponer una zona de seguridad prohibida a los palestinos al norte del territorio, para impedir los disparos de cohetes hacia el sur de Israel.

El ejército israelí también multiplicó en los últimos días los ataques y los bombardeos con artillería contra posiciones en la franja de Gaza, luego de disparos de cohetes.

Para el portavoz de la Autoridad Palestina Nabil Abú Rudeina, estos ataques comprometen toda persistencia de la tregua.

La continuación de la agresión y los ataques israelíes amenazan con sabotear los esfuerzos de la Autoridad Palestina para consolidar la tregua, dijo.