Un hombre incansable

Bonomi fue recibido por el flamante titular de la gremial, Julio Lacarte Muró, quien le dijo que asumía con «ánimo cooperativo» y que estaba dispuesto «a sustituir la confrontación por el diálogo, sin el cual, el país no puede salir adelante».

La Cámara fue una de las principales críticas de dos iniciativas clave del Ministerio: el decreto de prevención de conflictos y la ley de libertad sindical. A mediados del año pasado, además, se retiró de los consejos de salarios, molesta por lo que caracterizó como «permisividad» del gobierno ante las ocupaciones de los lugares de trabajo. Sin embargo Lacarte, ex diplomático de 87 años, mostró claras señales de acercamiento hacia el ministro. Cabe expresar satisfacción por la presencia activa de esta personalidad que, desde ámbitos oficiales, ha prestado importantes servicios al país. En efecto, su extensa trayectoria en el universo de las relaciones exteriores forjaron en los uruguayos la imagen de un técnico moderado e inteligente, cuya brillantez profesional quedó de manifiesto en numerosas coyunturas.