Un muerto, tres heridos graves, incendios y saqueos durante asonada en Euskal Erría

Allí comenzó una discusión y, en determinado momento, el agente extrajo una pistola, y según testigos abrió fuego a mansalva. Si bien al cierre de esta edición la información era muy escueta debido a la incertidumbre general, se sabe que entre las víctimas de lo sucedido habría dos que estarían graves.

Últimas Noticias, que estuvo en el lugar el hecho en el momento de estos incidentes, recabó el testimonio de testigos y, mientras se realizaban estas notas, exaltados jóvenes apedrearon vehículos y quemaron cuatro garitas de vigilancia emplazadas en el complejo habitacional. También destruyeron una parada de taxis.

Fue la protesta de los allegados a los baleados que respondían de esta manera ante lo que pasó.

El hecho ocurrió en la Rambla Euskal Erría e Hipólito Irigoyen frente al complejo Euskal Erría 70. Siempre, según testigos, un grupo de personas, la mayoría menores de edad, se encontraban reunidos cantando, cuando el policía que cumple servicio 222 en el lugar, se acercó a ellos para manifestarles que se retiraran.

Allí hubo intercambio de palabras y, en determinado momento, al sentirse presionado, el agente extrajo una pistola y abrió fugo alcanzando a varios de los jóvenes. Unidades médicas de emergencia móvil convergieron en el lugar y trasladaron a los heridos.

Uno de ellos falleció a poco de ingresar al Hospital de Clinicas, mientras que otros tres de 19, 17 y 15 años respectivamente recibieron varios impactos y anoche eran sometidos a intervenciones quirúrgicas en el Hospital Pasteur.

ASONADA Los allegados a las víctimas respondieron violentamente a esta acción, apedreando a móviles policiales que se encontraban en el lugar, debiendo alejarse para evitar un incidente mayor. Una de las camionetas oficiales resultó con su parabrisas dañado.

Luego, el grupo incendió cuatro garitas de vigilancia emplazadas en ese complejo y dañaron una modesta parada de taxis.

Los bomberos concurrieron, pero no pudieron actuar, ya que también fueron objeto de una pedrea generalizada, la que se repitió contra vehículos particulares que pasaban por esas inmediaciones.

Al cierre de esta edición, los incidentes continuaban y se aguardaba la presencia de personal de la fuerza policial de choque para controlar la situación.

Las personas exaltadas formaron barricadas a las que prendieron fuego imposibilitando, sobre la medianoche, el ingreso de bomberos y policías.

Los vecinos del complejo, los promotores de los incidentes aprovecharon la situación para robar bicicletas que arrancaron de las cadenas de estacionamiento, autos estacionados. Además de saquear un cibercafé.