Un muerto y cuantiosos daños causó temporal en todo el país

VOLADURAS de techo, caída de árboles, cables del tendido eléctrico por el piso, obstrucción de cañerías, calles anegadas, rutas cortadas, personas evacuadas; el caos sobrevino después del mediodía de ayer cuando se desató un fuerte temporal con lluvia intensa y vientos que, en algunos lugares, tuvieron características de turbonada y pasaron los 100 kilómetros por hora. En Salto, un operario de UTE, Pedro Blanco, falleció como consecuencia de una descarga eléctrica mientras reparaba una línea de 15 kilovatios dañada por el temporal que se abatió sobre la zona de Colonia Itapebí, a unos 35 kilómetros de la capital departamental.
Los fuertes vientos azotaron a varias ciudades en distintos puntos del país, pero las peores partes se la llevaron el pueblo Ecilda Paulier, ubicado en el departamento de San José, y en Santa Lucia en Canelones. En el pueblo josefino el viento-que se estima alcanzó en el lugar los 140 kilómetros por hora- causó destrozos por todos lados. La turbonada, que se extendió por más de 20 minutos, arrasó una iglesia y decenas de casas precarias volándole los techos hasta 150 metros de las propiedades.

«SACACHISPAS»

Las instalaciones del club deportivo local, «Sacachispas», cuya estructura era precaria, se vino abajo pero afortunadamente no había personas en su interior. Muchos árboles y cables del tendido eléctrico cayeron sobre autos y propiedades y cerca de 20 personas decidieron autoevacuarse en casas de familiares o vecinos.
La capital del departamento josefino también sufrió los embates del viento y la lluvia. Se volaron los techos de algunas casas y las ramas de los árboles quedaron desperdigadas por las calles. En la Sociedad Criolla local estaba todo preparado para realizar la clásica «Fiesta del Mate» pero el temporal complicó los planes. Hubo daños en el escenario y las chapas de los stands volaron por los aires. La fiesta se postergó para el sábado. Las cuadrillas de la Intendencia de San José trabajaron en el pueblo durante todo el día y atendieron otros reclamos en la zona, dado que el temporal también afectó otras localidades como Cufré, Juan Soler y Rafael Peraza.
En el límite del departamento con Colonia también se produjeron graves daños. En el balneario coloniense Los Pinos, se registraron fuertes vientos lo que ocasionó la caída de varias columnas áe UTE.
Vecinos de la zona comentaron que el ambiente después del temporal era desastroso. Cayeron pinos enteros sobre autos y sobre algunas casas, cientos de cables de alta tensión se desprendieron y la población quedó sin luz durante todo el día.

A DESTAJO

Los bomberos trabajaron a destajo en Canelones, donde las consecuencias del temporal afectaron en gran medida a la ciudad capital y a Las Piedras, Tala y, sobre todo, a Santa Lucia. Allí, más de treinta personas, adultos y niños, tuvieron que ser evacuadas de sus viviendas inundadas a distintos clubes sociales o a casas de vecinos que solidariamente ofrecieron cobijo a quienes quedaron en la calle. Hubo voladura de techos, caídas de paredes y de cables del tendido eléctrico, varias calles de la ciudad quedaron sin acceso, obstruidas por grandes troncos de árboles. La plaza principal de Santa Lucía estaba literalmente tapada de ramas.
«En una cuestión se segundos se levantó una turbonada enorme. La verdad que fue algo nunca visto, fue impresionante ver cómo volaban las cosas», relató un vecino de la zona a Canal 10.
Hoy iba a comenzar en la localidad canaria la decimoctava edición del Festival de la Cerveza, que generalmente convoca a mis de 5 mil personas por día. Los puestos de venta, construidos básicamente con chapas, quedaron destrozados y el festival debió ser postergado. Muchas familias de la periferia de la ciudad quedaron sin hogar porque el viento de más de 130 kilómetros por hora arrasó con sus propiedades; algunas personas tuvieron que pasar la noche en la plaza.
A un panorama complicado por los desastres que provocó el temporal, se le sumó que el servicio telefónico policial 911 quedó inhabilitado porque ala planta de emisión de la radio policial de la Jefatura de Policía canaria se le voló el techo y no pudo recibir denuncias de los vecinos. La comuna canaria estableció un comité de emergencia para responder a las necesidades de los afectados por los fuertes vientos.

RUTAS CORTADAS

Al cierre de esta edición, la ruta 11, a la altura del kilómetro 90 en Canelones, permanecía cortada por árboles que cayeron sobre el pavimento. En la ruta 107 y en la 32 había desvíos de tránsito en virtud que la caída de árboles no permitía el pasaje por allí.
En las rutas 8 y 13, en el departamento de Lavalleja, el tránsito también se vio entorpecido pero logró canalizarse en las últimas horas de la noche, lo mismo que en la ruta 3, kilómetro 72 en el departamento de San José.
La Dirección Nacional de Meteorología informó que para hoy se esperan lluvias y tormentas en el Norte del país mientras que en la zona Sur estará fresco a templado con cielo nuboso y algo nuboso.