Una ley permitirá subir el salario mínimo sin afectar otros beneficios

El Senado aprobó por unanimidad —y ahora se espera su promulgación como ley— una iniciativa por la que se crea la Base de Prestaciones y Contribuciones, un instrumento elaborado con el objeto de sustituir al Salario Mínimo Nacional como unidad de cálculo e indexación.

Cuando se convierta en ley, este mecanismo permitirá al gobierno aumentar el Salario Mínimo Nacional (SMN) sin utilizar las variables habituales que en tal caso le obligaban a aumentar simultáneamente otras prestaciones sociales.

La idea del Poder Ejecutivo al proponer esta iniciativa al Parlamento fue desvincular al SMN del cálculo de las prestaciones a cargo del sistema de seguridad social y de los ingresos tributarios, posibilitando que se constituya exclusivamente en el monto mínimo que debe percibir un trabajador de tiempo completo.

El gobierno actual tiene previsto otorgar un incremento en el SMN sin interferir con su propósito de mantener la situación de restricción del gasto público, extremo que no sería posible si se mantiene el referido índice como variable de ajuste de las pasividades.

APOYO. Los senadores del Encuentro Progresista-Frente Amplio (EP-FA) —que habían pedido una semana para estudiar el proyecto— anunciaron que estaban de acuerdo con el mismo por considerarlo positivo y que el mismo permitirá elevar el Salario Mínimo.

Cuando el proyecto se consideró en la Cámara de Representantes, el martes 16 de noviembre, fue aprobado por unanimidad.

Tras el anuncio de la bancada del EP-FA en cuanto a su apoyo a la iniciativa, no hubo otras intervenciones y el plenario lo votó por unanimidad.

En los días posteriores a la elección nacional, el EP-FA había trasmitido públicamente que una de las primeras medidas que impulsaría a partir de marzo, cuando asuma el Poder Ejecutivo, sería el aumento del Salario Mínimo.

La idea forma parte de las decisiones que en materia económica el equipo económico ha dado a conocer como sus metas iniciales.

Debido a la fecha en que fue remitido al Parlamento, al principio hubo preocupación entre los legisladores por saber si finalmente se aprobaría la iniciativa completando el trámite parlamentario. Al haberse alcanzado ayer esa meta, se expreso satisfacción porque ahora el actual gobierno podrá cumplir «con su intención de beneficiar a los trabajadores con menores ingresos», comentaron a El País miembros del oficialismo.

Se espera ahora que el Poder Ejecutivo promulgue en estos días la ley y tome las medidas a que la misma lo habilita a adoptar.