Una pérdida que trascendió las religiones

Personas de todos los continentes y religiones encontraron algo en la vida del Papa para elogiar, desde la forma en que se opuso al comunismo hasta sus esfuerzos por tender puentes entre las distintas creencias.

Líderes mundiales se hicieron eco de los tributos de la gente común, cuya vida el Papa tocó de alguna manera durante sus 26 años al frente de la Iglesia Católica. Los elogios a Juan Pablo II traspasaron también las fronteras religiosas.

MEDIO ORIENTE. En Tierra Santa, al igual que en el resto del mundo, abundaron las celebraciones litúrgicas y, según explicó el Patriarcado Latino, se celebraron misas «ad requiem» en sesenta parroquias en Jordania, Israel y los territorios palestinos, donde recuerdan sus visitas y sus intentos conciliatorios.

En Israel, su primer ministro, Ariel Sharon, recordó que había reconocido la «singularidad (del pueblo judío) y se esforzó por lograr una reconciliación histórica y la renovación de los vínculos diplomáticos entre Israel y el Vaticano en 1993».

«Era un hombre de paz y un amigo del pueblo judío», añadió Sharon.

También el líder palestino Mahmoud Abbas (Abu Mazen) expresó que el Papa será recordado «como una figura religiosa distinguida, que entregó su vida a defender los valores de la paz, la libertad y la equidad».

DESDE RUSIA. El presidente ruso, Vladimir Putin, y el Patriarca de Moscú, Alexis II, así como otros líderes de las principales confesiones religiosas de Rusia expresaron su pesar, al igual que el presidente galo, Jacques Chirac, quien le rindió ayer el «homenaje de Francia».

«Espero que el nuevo período que se abre en la Iglesia Católica romana contribuya a reanudar las relaciones de respeto mutuo y amor cristiano fraternal entre las dos Iglesias», Alexis II en una carta enviada al Vaticano.

El patriarca ecuménico Bartolomeo I, líder espiritual de los cristianos ortodoxos, elogió los esfuerzos del Papa para alcanzar una reconciliación entre ambas iglesias.

HOMBRE NOTABLE. La reina Isabel II de Inglaterra, jefa de la Iglesia Anglicana, expresó su «profunda tristeza» y el primer ministro Tony Blair lamentó la pérdida de «un hombre notable».

India también expresó su tristeza por la muerte de Juan Pablo II y recordó que había beatificado a la madre Teresa, fundadora de la orden de las Misioneras de la Caridad. Desde su exilio en India, el líder espiritual de los budistas tibetanos, el Dalai Lama, lo definió como un «gran líder espiritual».

El gobierno chino presentó oficialmente ayer sus condolencias por la muerte del Papa y deseó que durante el próximo pontificado mejoren sus vínculos con el Vaticano, con el que no mantiene relaciones diplomáticas desde hace medio siglo debido a que la Santa Sede reconoce a Taiwan.

«OBRERO». En América, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, de los primeros mandatarios latinoamericanos en anunciar que viajará a Roma, dijo que quería rendir un homenaje a un obrero como él.

Desde Cuba, Fidel Castro envió una nota de condolencias al Vaticano por el fallecimiento del Papa y decretó tres días de duelo en la isla caribeña.

«Ante la triste noticia del deceso de Su Santidad Juan Pablo II, le expreso las más sentidas condolencias del pueblo y el gobierno cubanos», expresó la nota del gobierno comunista.