Universitarios eligen autoridades en medio de la desinformación y ausencia de debates

Aunque cabía esperar que se plantearan ideas y distintos modelos de Universidad, teniendo en cuenta el particular marco de apertura hacia el Mercosur y la presencia cada vez mayor de centros de estudios privados, mucha gente concurrirá a votar hoy sin saber siquiera qué listas se presentan, según informaron a Ultimas Noticias distintas fuentes.
Sobre la ausencia de debates coincidió el dirigente de la Asociación de Docentes de la Universidad (Adur) Roberto Markarián. «Es verdad. A los ojos de alguien que mira de afuera, puede resultar sorprendente el hecho de que no han existido fuertes contraposiciones. O si las hubo, que no se hayan hecho visibles», dijo.

En su opinión, los debates se van a generar el año que viene, cuando se elijan cinco decanos de facultades y el sucesor del rector Rafael Guarga.

Con respecto a este punto, si bien la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (Feuu) mantiene una posición crítica sobre la actual gestión, y Adur ha tenido discrepancias puntuales con Guarga, el hecho de votar a las listas de esos gremios no significa adoptar posición con respecto a esa sucesión.

«Es una discusión que la Feuu no ha procesado. Se va a discutir en la Convención a fines de noviembre, y el año que viene se resolverá», señaló a este medio el dirigente estudiantil Gabriel Oyanzábal.

TRES LUGARES
El objetivo de la Feuu en esta elección es la de preservar las tres bancas que tienen los estudiantes en el Consejo Directivo Central (CDC), máximo órgano de conducción de la Universidad.

En las elecciones realizadas en 2003 el 90% de los votos del orden estudiantil correspondió a la Feuu.

Asimismo, la gremial aspira a que la Asociación de Estudiantes de Medicina (AEM) no se vea superada en votos por la agrupación Estudiantes Independientes (EI), de origen colorado. «Nuestro objetivo es poder tener el mayor peso político posible en el momento de elegir al rector», manifestó Oyanzábal.

Con relación a las críticas al rector, el dirigente dijo que aplicó un modelo de gestión muy centralizado en su persona, en detrimento de las iniciativas de los diferentes órdenes. «Pretendemos una mayor participación de los actores universitarios y más capacidad de propuesta», agregó.