Uruguay afianza exportaciones, compromisos de financiamiento e inversiones con China.

Sostuvo que en contexto de crisis internacional, mantener nivel de exportaciones y comercio con un cliente de esa magnitud, avanzar hacia un crecimiento en base a equilibrio de balanza comercial y consolidar el compromiso de financiamiento e inversiones directas, es una excelente noticia para el país.

Tras los Acuerdos Ministeriales, el Ministro de Industria, Energía y Minería, Daniel Martínez reafirmó la decisión política de los Gobiernos de Uruguay y China de profundizar el relacionamiento recíproco. En ese sentido, señaló que el Estado chino tiene una fuerte impronta en las decisiones que hacen a la vida económica y social del país. Su voluntad política busca mantener el nivel de comercio con Uruguay, además del compromiso de trabajar para equilibrar la balanza comercial.

Subrayó que esta voluntad se vio reflejada en el quehacer cotidiano de las relaciones bilaterales y los contactos tanto a nivel del Gobierno como de las empresas. Además, destacó el compromiso de asegurar el financiamiento de los proyectos en los que participan empresas chinas, tanto en el área comercial como en inversiones, así como también la voluntad expresada de financiar, apoyar y promover las inversiones de sectores productivos chinos en Uruguay.

Por otra parte, el Ministro señaló que el resultado de la gira tuvo como éxito la colocación de productos en varios sectores del país. En el caso de la lana, textiles, cuero y celulosa, se obtuvieron resultados concretos que derivan en la colocación de hasta el 70% de la producción anual de algunas empresas.

Asimismo, subrayó el éxito de varias empresas que no habían ido con propuestas concretas, sino con un objetivo de presentación ante ese mercado para consolidar futuras negociaciones. Martínez sostuvo que el éxito en los negocios se debe al trabajo sistemático de los empresarios, donde la presencia del Presidente de la República y su delegación oficial, abre posibilidades y brinda un marco que permite el desarrollo de negocios.

Las empresas del área del software y servicios lograron mayor vinculación y mejor expectativas de desarrollo de los negocios que los previstos. Del mismo modo, resaltó los convenios firmados en torno al turismo y el compromiso de avanzar a un tratado de promoción de inversiones, en lugar del tratado de protección de las inversiones. También se buscó avanzar hacia una solución para el problema de la doble tributación, que obstaculiza las relaciones comerciales entre los países. En tal sentido, recordó que el Presidente de la República planteó avanzar hacia una solución para el ingreso de productos uruguayos a China con exoneraciones tributarias, tal como sucede en nuestro país, lo cual beneficia a un conjunto de empresas de origen chino.

En el plano de las inversiones, Martínez anunció que el Grupo Chery que se dedica a varias áreas productivas, reafirmó la inversión en la planta de montaje de automotores, para avanzar en un nuevo modelo de fabricación en Uruguay. En el mediano plazo se piensa ejecutar un modelo utilitario de venta masiva. Del mismo modo, existe un proyecto de trabajo conjunto con empresas nacionales de autopartes y para desarrollar la fabricación de repuestos.

En esa misma línea, reafirmó la voluntad que el Presidente Vázquez manifestó a la empresa Chery para avanzar en la construcción de un astillero, que es una de las áreas que esta empresa está desarrollando. Martínez explicó que existe una oportunidad de mercado en la región, tanto en la construcción de barcazas, como barcos de apoyo para la explotación petrolera en Brasil y buques de transporte que soporten hasta 300.000 toneladas. Existe una oportunidad de mercado en la cual, sólo con alcanzar un porcentaje pequeño de la demanda en la región, justifica la construcción de más de un astillero y la atracción de inversiones de China, lo cual sería suficiente como para tener capacidad de producción, afirmó el Ministro de Industria. Asimismo, informó que existe otra empresa automotriz China que está planificando el montaje de plantas con algún socio uruguayo.

Daniel Martínez subrayó que estos temas van en línea con la estrategia del país, ya que Uruguay tiene un proyecto de desarrollo productivo, de industria y de servicios para el mediano y largo plazo, que prioriza las inversiones que incluyan desarrollo tecnológico, formación de mano de obra calificada y agregado de valor.

En otro orden, anunció que hubo otros contactos como inversiones en una planta de bioquímica, pero aún se debe esperar que avancen las negociaciones, para lo cual se recibirá a una delegación de técnicos que vendrá durante el mes de abril. Explicó que ambos emprendimientos (el del Grupo Chery y la empresa bioquímica) prevén inversiones que se encuentran en el orden de los 300 o 400 millones de dólares, cada uno.

Uruguay logró subir del 10% de inversión directa del porcentaje del Producto Bruto Interno al 17%. Sin embargo, Martínez sostuvo que a nivel internacional se destina entre el 20% y 25% del PBI para la inversión directa, con lo cual un país comienza a recorrer la senda virtuosa del crecimiento sobre bases sólidas y estables. En ese sentido, señaló que los logros alcanzados en esta gira oficial son buenas noticias en medio de un mundo en el que no es fácil conseguir inversiones directas y financiamiento. Aseguró que el panorama para Uruguay durante este año es positivo.

En otro orden, y ante consultas de la prensa, Martínez se refirió al tema carcelario, que también fue tratado en el encuentro del Presidente Vázquez y su gabinete ministerial. El Ministro informó que se registró un intercambio global de ideas, y que existió un pedido expreso del Mandatario de actuar rápidamente.

Martínez se refirió a soluciones “quirúrgicas” y soluciones de tratamiento de largo plazo. Éstas últimas, según señaló, implican la discusión y el estudio de muchos temas. Dijo que se debe interactuar con la sociedad, con fiscales, jueces y todos los involucrados, pero aclaró que no son temas de fácil solución, ni de solución unilateral.

En cuanto a las soluciones “quirúrgicas” –a las que apeló el Presidente-, explicó que implican avanzar en la solución de problemas concretos del hacinamiento en las cárceles y las condiciones en las mismas. En el tema, ya trabajan los Ministerios directamente involucrados (Desarrollo Social e Interior), pero se acelerarán los procesos y eventualmente podrán participar otros ministerios que aporten soluciones locativas e infraestructurales.

Aclaró que las soluciones “quirúrgicas” no implican el cierre de un centro carcelario; “se puede alivianar la carga de presos de forma que las instalaciones permitan mejorar las condiciones de los que queden”.

Consultado por la evolución del precio de referencia del crudo y a consecuencia, su repercusión en los precios de los combustibles, Martínez aclaró que se ha registrado “una fluctuación descomunal”. Agregó que se trata de un tema “de evolución permanente” y que se sigue atentamente su evolución.

En cuando a las condiciones de venta de energía de Brasil a Uruguay y la posibilidad de que se realicen modificaciones en las mismas, Martínez explicó que fue nuestro país el que planteó la necesidad de contar con reglas de juego claras. “El hecho de que en Brasil, el sistema de generación sea prácticamente privado, motivó que pagáramos algunas veces cuatrocientos y pico de dólares el megavatio”, explicó. Uruguay presentó un planteo, lo que supuso una negociación global, que aún está en marcha. Pero reiteró que “los más interesados en renegociar y fijar reglas de juego somos los uruguayos, porque sin duda hace a la posibilidad de mantener este relacionamiento”.

Preguntado acerca del recorte de las inversiones en los Ministerios, el Secretario de Estado aseguró que la inmensa mayoría está cumpliendo con lo dispuesto.

DECLARACIONES DEL MINISTRO DE INDUSTRIA, ENERGÍA Y MINERÍA, DANIEL MARTÍNEZ, TRAS EL ACUERDO MINISTERIAL CON EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, EL LUNES 30 DE MARZO DE 2009.

MINISTRO MARTÍNEZ: La idea es hacer un balance final –como se hizo hoy en el Consejo de Ministros- sobre el viaje a China.

Me gusta abordarlo en tres aspectos. Primero, es muy importante remarcar la decisión política de ambos Gobiernos de profundizar su relacionamiento. Sin duda, con una nación como China, que es un país donde el Estado tiene una fuerte impronta en todas las decisiones que hacen a la vida económica, social, etcétera, la voluntad política expresa del Gobierno chino de, no solo mantener el nivel de comercio con los dos países, sino el compromiso de trabajar para equilibrar la balanza comercial, por un lado; por otro lado, asegurar el financiamiento de los proyectos en los que participan empresas chinas, tanto a nivel de comercio como a nivel de inversiones, y tercero la voluntad expresa de financiar, apoyar y promover las inversiones de sectores productivos chinos y de empresas chinas en el Uruguay, son tres aspectos determinantes.

Es de destacar la voluntad política que se expresa y que se vio reflejada luego en el quehacer cotidiano, en las relaciones bilaterales y los contactos tanto a nivel del Gobierno como de empresas.

Ese es el marco general que yo quería destacar primero. Esto tiene la correlación en algunos aspectos también muy importantes que fueron el resultado de la gira, como es el éxito en la colocación de productos de varios sectores productivos del país, tal es el caso de la lana, los textiles, el cuero y la celulosa, que se fueron con resultados concretos y la colocación en algunos casos de hasta el 70% de lo producido por el Uruguay en todo un año, así como el éxito también de varias empresas que no iban con resultados concretos, pero sí a sembrar la semilla. Hay que tener claro que en la vida comercial y de los negocios, nada cae de un árbol, ni por magia con una visita se arregla. Esto es muchas veces el trabajo sistemático de los empresarios y donde –justamente- la presencia del Presidente de la República y una delegación oficial, abre posibilidades y da un marco que permite el desarrollo de negocios, que hay que ir trabajando.

Yo siempre recuerdo, en la ronda de negocios Uruguay-Venezuela -que fue la primera que me tocó participar como presidente de ANCAP, con una delegación importante de empresarios- yo le decía a muchos empresarios que iban prácticamente pensando que se volvían con los negocios en los bolsillos, que mi experiencia empresarial es que los negocios hay que trabajarlos, plantar la semilla, regarlos y podarlos para que crezcan.

En el área de software y servicios hay empresas que estaban muy contentas, empresarios serios, que trabajan con perspectiva estratégica, estaban muy contentos porque habían logrado mayores vinculaciones y expectativas de desarrollo de negocios de lo que ellos mismos esperaban.

Esto es sin duda muy importante, como lo son los convenios puntuales de turismo que se firmaron y el compromiso de avanzar, ya no solo a un tratado de protección de inversiones, que tenemos, sino a un tratado de promoción de inversiones, avanzando también con objetivos de fecha para llegar a elementos concretos, a la solución del problema de la doble tributación, que es un viejo problema histórico, que siempre en definitiva obstaculiza las relaciones comerciales.

Uruguay tiene una serie de exoneraciones tributarias al comercio que sin duda beneficia a una serie de empresas chinas. Un tema planteado por el Presidente de la República y acordado, fue avanzar en el mismo sentido para que los productos uruguayos tengan excepciones tributarias a la hora del ingreso en China. Es realmente un tema más que importante.

En el terreno de inversiones, existió, expresado por el presidente del Grupo Chery -que lo conocemos como empresa automotriz, pero sin duda es un grupo económico gigantesco que abarca más de un área de producción-, la decisión de reafirmar la inversión en la planta de montaje de automotores, y avanzar en el nuevo modelo A1 de fabricación en Uruguay, pero también estar pensando en un modelo utilitario ya más en el mediano plazo, de venta más masiva. El proyecto de trabajo conjunto para, junto con empresas nacionales de autopartes, desarrollar la fabricación de autopartes, y lo más importante, la voluntad expresa que manifestó el presidente de la empresa Chery de avanzar hacia la construcción de un astillero que es una de las áreas en la cual trabaja esta empresa. Nos parece más que importante porque existe una oportunidad de mercado muy importante en la región, tanto a nivel de barcazas, como a nivel de barcos de apoyo a lo que es la prospección petrolera en Brasil, y de transporte con buques que llaman Panamax, del lado de 300 mil toneladas.

Por lo tanto, existe una oportunidad de mercado donde solo con alcanzar el Uruguay un porcentaje pequeño de la demanda en la región, da para justificar tal vez no solo más de un astillero, sino que los astilleros hoy por hoy funcionando, más las inversiones que vengan de China, y algún otro más, daría para tener capacidad de producción.

Yo destaco estos temas porque van en la línea estratégica que marcamos. El país tiene -ya no digo este Gobierno-, el país tiene un proyecto de desarrollo productivo de industria y de servicios de mediano y largo plazo, que prioriza las inversiones que incluyan desarrollo tecnológico, formación de mano de obras calificada y agregado de valor, y todas estas inversiones van en el mismo sentido.

Hubo otra serie de contactos, algunas inversiones en alguna planta de bioquímica, etcétera, que hay que esperar que avancen. El mes que viene están viniendo delegaciones de técnicos a trabajar estos temas.

Se plantó la semilla, hay que ir regándola y podándola para que en definitiva logremos seguir aumentando e incrementando el nivel de inversión directa y de esa forma seguir avanzando en la cadena virtuosa de inversión, que nos permita en definitiva, que el país logre un desarrollo sostenido.

Quiero destacar también el tema colocación de productos, yo diría los tres aspectos. En un mundo donde cada vez se comprueba más el nivel estructural de la crisis, cómo aquellos discursos neoliberales de que el mercado solucionaba todo, han demostrado ser estrepitosamente un fracaso, lamentablemente hay quienes todavía lo sostienen en estas campañas electorales, en medio de ese mundo, lograr con un cliente como China, no solo mantener el nivel de exportaciones y de comercio, sino avanzar a un crecimiento en base al equilibrio de la balanza comercial, lograr el compromiso de financiamiento y el compromiso en inversiones -o sea no solo se mantienen las exportaciones sino que se pueden incrementar-, conseguir el financiamiento y tener inversión directa de un país como China, sin dudas es una excelente noticia para el país.

PERIODSITA: ¿En este Consejo de Ministros, hubo algún otro tema de análisis, a parte de la valoración que se habrá hecho por parte del Presidente y de los Ministros que fueron a China? ¿Hubo algún análisis con respecto a la situación carcelaria? ¿Algún pedido del Presidente? ¿Algún pedido de la Ministra?

MINISTRO MARTINEZ: Sí, sí, hubo un pedido expreso del Presidente y un intercambio de ideas global entre todo el Consejo de Ministros. Sin duda, la venida del Relator internacional, en el año 2005, fue a pedido del Gobierno, para tener una visión externa, que se suma a las visiones internas y a la necesidad, como el pedido expreso del Presidente, de actuar rápidamente. Acá hay soluciones “quirúrgicas” y soluciones de tratamiento de largo plazo. Los tratamientos de largo plazo sin duda llevan la discusión de muchos temas; analizar por qué el crecimiento de la población carcelaria de Uruguay es infinitamente superior a lo que pasa en el resto del mundo.

Pero por encima de todos estos problemas que sin dudas requieren estudios, interactuar con la sociedad, con los fiscales, con los jueces, con todos los involucrados, no son temas de solución fácil, ni de solución unilateral, están las soluciones “quirúrgicas”, que fue lo que en definitiva se acordó a plateo del Presidente.

Soluciones “quirúrgicas” implican ir avanzando en la solución de los problemas concretos del hacinamiento en las cárceles y de las condiciones en las mismas. Para eso justamente, ya estaban trabajando y van a acelerar el proceso, los Ministerios involucrados, donde entran los Ministerios de Desarrollo Social y del Interior, y donde eventualmente puede entrar participación de otros Ministerios que puedan aportar soluciones locativas e infraestructurales para que esto sea así.

Pero existió el tratamiento del tema y el especial pedido del Presidente de abordar rápidamente la solución a este tema.

PERIODISTA: ¿Qué va a pasar en los próximos meses con el tema del combustible? ¿Cuál es el precio de referencia actual? ¿ANCAP va a evaluar la situación junto con los Ministerios de Industria y Economía? ¿ANCAP podría absorber la suba del petróleo y no transferirlo a los combustibles?

MINISTRO MARTÍNEZ: Lamentablemente cuando la baja no es tanto, pero cuando sube… El precio del crudo ha tenido una fluctuación descomunal. Si mal no recuerdo vamos cerca de 10 subidas y 10 bajadas o algo así. Pero bueno, creo que todo el mundo tiene claro, es muy bueno desde el punto de vista democrático que ustedes mismos sepan calcular cuánto va a bajar o subir más o menos el precio del combustible. Es un tema de evolución permanente y, en ese marco hay un seguimiento permanente.

Recién hoy me voy a juntar con Raúl Sendic a tratar el tema. No le podría decir en concreto los últimos datos, y si las últimas compras implican alguna modificación o no. Pero bueno, hay un seguimiento permanente, y se comunicará a la población.

ANCAP ha seguido la política de Gobierno de contribuir con el marco general del comportamiento de la inflación, que implicó pérdidas importantes en su momento. Por suerte, la mejora de gestión implicó mejoras en el margen de resultados de la empresa, y no fue tanto el impacto debido a ese balance global de mejora de gestión.

Habrá un seguimiento permanente; no podría decir en este momento cuál va a ser en los próximos 15 días, porque en definitiva se irá viendo esta semana.

PERIODISTA: El Relator dio una recomendación muy fuerte en cuanto a la cárcel de Libertad. Usted hablaba de medidas “quirúrgicas”. ¿Hablaron del cierre de este establecimiento?

MINISTRO MARTÍNEZ: No tiene por qué ser sólo cierre. Se puede alivianar la carga de presos de forma que las instalaciones permitan mejorar las condiciones de los que queden, puede ser una salida. Pero eso en pocos días se dará información.

PERIODOSTA: Con respecto al tema combustibles, concretamente el tema energía. Trascendió que Brasil habría modificado o pretendería modificar las condiciones en que nos vende la energía, que pretendería comenzar a variar esas condiciones a partir del año próximo. ¿Están al tanto? ¿Se evaluó eso?

MINISTRO MARTÍNEZ: En el acuerdo que firmamos, fue el mismo Uruguay el que planteó tener reglas de juego claras, porque lamentablemente había pasado a la no existencia de reglas de juego. El hecho de que en Brasil el sistema de generación sea prácticamente privado, motivó que pagáramos algunas veces cuatrocientos y pico de dólares el megavatio. Si bien fue muy poca, fue muy fuerte el planteo uruguayo en cuanto a la existencia de reglas de juego, inclusive poner topes o asegurar que, en el marco de las licitaciones, acciones oligopólicas, o de acuerdo de precios por parte de los generadores que venden energía, que exportan energía, no terminara siendo que Uruguay termine pagando precios desorbitados. Esto está implicando una negociación global de ese tema, donde los más interesados en renegociar y fijar reglas de juego somos los uruguayos, porque sin duda hace a la posibilidad de mantener este relacionamiento. En ese marco se está negociando.

PERIODISTA: En relación al primer tema, al de China. Hubo importantes convenios que se firmaron, gente que vino ya con su negocio realizado, pero habló de inversiones. ¿Para este año de crisis, qué se podrá captar o ver en este año de este viaje a China?

MINISTRO MARTINEZ: Yo los temas concretos y efectivos que se han visto, ya los mencioné. Está el tema de las inversiones en la planta de montaje de automotores. Hay que ver en qué medida se puede empezar a concretar este año, pero ya hay estudios muy avanzados, en el astillero. Está la eventualidad del desarrollo, trayendo tecnología de un sector autopartista. Usted sabe que hay alguna otra empresa china que está planificando montaje de plantas con algún socio uruguayo, como es el caso de EFFA.

En lo que se refiere al otro grupo de inversiones que son muy importantes, como es la planta bioquímica, como es la posibilidad de un parque industrial muy vinculado a la producción agroalimentaria, son de esas que yo prefiero no hablar, está puesta la semilla. Están viniendo en el mes de abril grupos de delegaciones técnicas de estos emprendimientos, los dos emprendimientos en el orden de los 300, 400 millones de dólares en cada uno de ellos, que sin duda, vendrían muy bien.

Ustedes recuerden que el Uruguay ha logrado subir del 10% como porcentaje de inversión directa, del porcentaje del Producto Bruto Interno, al 17%, lo que es una buena noticia para el país. Pero a nivel internacional se maneja que cuando un país tiene entre el 20 y 25% de su PBI como inversión productiva y directa, es cuando uno empieza a recorrer la senda virtuosa del crecimiento sobre bases sólidas y estables.

Así que sin duda estas son buenas noticias en el medio de un mundo, donde conseguir inversiones directas y financiamiento no está siendo para nadie fácil.

Uruguay no viene mal este año, son de los números más positivo que están dando, pero lograr inversiones de este porte, sin duda, ayudan a que ese porcentaje que mencionamos se esté alcanzando.

PERIODISTA: Una consulta sobre un tema que ha quedado de otros Consejos: el recorte del 5% en las inversiones de los Ministerios. ¿Se ha seguido avanzando en eso? ¿Hay cifras definitivas?

MINISTRO MARTINEZ: Yo no estuve en el anterior, porque en el anterior yo estaba en China, y se iba a hacer un balance. Por lo menos se dio un número muy importante de Ministerios que habían cumplido. No me preguntes si el 100% porque no estuve en el anterior, donde fue que se valoraba eso. Sé que la inmensa mayoría estaba cumpliendo, y en algunos casos un poco más.

30 de marzo, 2009